Detienen a cuatro personas más por ataque a Cristina Fernández

Las fuerzas de seguridad de Argentina detuvieron el jueves a cuatro miembros del grupo ultraderechista Revolución Federal, por sus vínculos con el intento de magnicidio perpetrado el pasado 1 de septiembre contra la vicepresidenta Cristina Fernández.

Luego una serie de operativos, las fuerzas policiales capturaron al líder de la organización, Jonathan Ezequiel Morel, en la ciudad de Paraná. Mientras, Leonardo Franco Sosa y Gastón Ezequiel Ángel Guerra fueron apresados en su domicilio de Buenos Aires.

Por su parte, medios locales informan que Sabrina Basile se entregó, en horas de la tarde, en una de las sedes del poder judicial argentino, desde donde fue trasladada a una dependencia de la Policía de Seguridad Aeroporturia (PSA) y quedó detenida.

Las autoridades confirmaron quelos cuatro detenidos fueron puestos a disposición de la Justicia, bajo cargos de incitación a la violencia colectiva, apología del delito e instigación a delinquir, en el marco de la investigación sobre las amenazas y los mensajes violentos difundidos por esa agrupación en las redes sociales.

Los allanamientos de esta jornada fueron ordenados por el juez Marcelo Martínez De Giorgi y el fiscal Gerardo Pollicita, y tuvieron lugar en viviendas y empresas, como la sede de Caputo Hermanos, propiedad de la familia del exministro de Finanzas, Luis Caputo, seguidor de Mauricio Macri.

Según las evidencias, el consorcio transfirió casi ocho millones de pesos (52.252.88 dólares) a la cuenta de la carpintería de Morel entre diciembre de 2021 y agosto de 2022, presuntamente por haber sido contratado para realizar barras, mesas ratonas y muebles de melamina.

Los pagos fueron hechos desde los fideicomisos Santa Clara al Sur y Espacio Añelo, ambos pertenecientes a Caputo Hermanos. El primero se realizó el 28 de diciembre de 2021 y el segundo, el pasado 22 de agosto.

En este sentido, la vicepresidenta Fernández solicitó el martes que se determinen los vínculos financieros entre Hermanos Caputo y Revolución Federal, pues consideró que no son casuales los pagos que la empresa ha realizado al líder del grupo ultraderechista. Esta petición es respaldada también por sus abogados.

Tras el atentado contra la vicemandataria del país suramericano, se conoció que los miembros de Revolución Federal,  Leonardo Franco Sosa y Gastón Ezequiel Ángel Guerra habían posteado en redes sociales fotos tomadas desde el balcón de una vecina de Fernández.  

Aunque finalmente sus nombres no figuraron en el expediente de la causa del intento de magnicidio, se abrió uno paralelo al encontrarse audios intercambiados desde la plataforma Twitter Space, donde aseguran su intención de asesinar a Fernández, a su hijo Máximo Kirchner y al presidente Alberto Fernández.

Tomado de Telesur

Compartir en:

Deja un comentario