Rusia: UE engaña al público sobre Nord Stream con retórica antiraní

Rusia dice que la UE amenaza a Irán con más sanciones para distraer la atención pública de los sabotajes ocurridos recientemente en los gasoductos Nord Stream.

El lunes, Josep Borrell, alto representante para Política Exterior de la Unión Europea (UE), advirtió a Irán —en el consejo de ministros de Exteriores del bloque, en Luxemburgo— de que se enfrentará a más sanciones si se prueba que está suministrando apoyo militar a Rusia en forma de drones de ataque.

El diplomático español afirmó que los Veintisiete estaban “recopilando evidencias” sobre el supuesto uso de aviones no tripulados (drones) iraníes en los ataques rusos a Ucrania y dijo que el bloque estaba “listo para reaccionar con las herramientas” a su disposición si se destapa el papel de Teherán en el conflicto.

Los comentarios del máximo diplomático europeo se produjeron horas después de que el portavoz de la Cancillería iraní, Naser Kanani, rechazara cualquier suministro de material militar a Rusia. “Irán no ha exportado armas a ninguna de las partes en conflicto”, recalcó.

La portavoz de la Cancillería rusa, María Zajárova, a su vez, no tardó en reaccionar a las declaraciones de Borrell, considerándolas un mero intento de distraer la atención pública europea de los sabotajes ocurridos a finales de septiembre en gasoductos Nord Stream, de los que Moscú acusa a Estados Unidos.

“¿Y Josep ya se ha ocupado de las explosiones del Nord Stream? Al parecer, tras las declaraciones de Washington sobre el interés de EE.UU. en detener el suministro de gas [ruso] por dichos gasoductos a Europa, [Borrell] decidió cambiarse abruptamente a Irán”, escribió la diplomática en su canal de Telegram.

Nord Stream es el gasoducto más importante para Europa. En varias tuberías de gasoductos del Nord Stream 1 y 2 en Alemania, Dinamarca y Suecia se detectaron a finales de septiembre fugas de gas. El bloque comunitario tachó lo sucedido de una “acción deliberada” contra la infraestructura energética europea y dijo que apoyará cualquier investigación sobre los daños.

Desde Moscú tacharon lo sucedido de un “acto de terrorismo internacional” y culparon a Washington de los sabotajes. Las únicas beneficiadas son las empresas estadounidenses, dijo entonces el canciller ruso, Serguéi Lavrov.

Por su parte, el presidente ruso, Vladímir Putin, dijo recientemente que detrás de los ataques contra los gasoductos rusos está “el que busca romper definitivamente los lazos entre Rusia y la UE” y apoderarse del mercado energético europeo.

Tomado de HispanTV

Compartir en:

Deja un comentario