Sueño inmersivo de Van Gogh se exhibe en Ecuador (+Fotos)

Quito, Más de 200 obras del pintor neerlandés Vincent Van Gogh se exhiben hoy en esta capital en un espectáculo donde el espectador puede adentrarse en la vida de uno de los principales referentes del post impresionismo.

Con un concepto envolvente, la muestra Imagine Van Gogh, creada por los directores artísticos Annabelle Mauger y Julien Baron, se encuentra abierta al público ecuatoriano tras pasar por ciudades de Francia, Canadá, Estados Unidos y Argentina.

Mauger, quien en 2001 ideó la primera exposición dedicada al célebre pintor, quiso compartir ahora una pequeña parte de Francia pintada por Van Gogh a partir de piezas correspondientes a los últimos dos años de su vida, declaró en la apertura de la muestra.

Para el espectáculo visual, los creadores emplearon técnicas avanzadas de multiproyección y audio inmersivo y así añadir profundidad emocional a cada imagen, con lo cual es posible vivir y sentir la energía creativa del artista.

Este tipo de exhibiciones son un lugar libre, familiar, para niños, hay algo mágico que es para todos, independientemente de la edad, cultura o lenguaje, expresó la creadora.

En la misma línea se pronunció Gabriela Capelo, productora general de Imagine Van Gogh, para quien la exhibición es “arte, sentimiento, emoción”.

La ministra de Cultura de Ecuador, María Elena Machuca, presente en la noche inaugural, recordó una frase del pintor: “Quiero tocar a la gente con mi arte, quiero que ellos digan él siente profundamente, él siente con ternura”.

Aquí estamos, entonces, para cumplir su deseo de sentir profundamente la ternura en sus obras, manifestó la titular.

La muestra estará abierta durante un mes en el Centro Comercial Iñaquito en el interior de una estructura de mil metros cuadrados creada especialmente para que el público entre literalmente en los sueños del artista y pueda admirar sus obras más importantes de una manera distinta, aseguran los organizadores.

Es así que de un momento a otro los visitantes pueden estar rodeados de girasoles o inmersos dentro de La noche estrellada de una forma sensorial y digital que combina arte, luces, colores, música y formas en las inmensas proyecciones.

También se pueden apreciar los autorretratos de Van Gogh y, aunque el espectador pase un buen rato absorto en las obras, estas cambian constantemente y parecen no repetirse.

Tomado de PL

Compartir en:

Deja un comentario