Quién es Svante Pääbo, Premio Nobel de Medicina 2022 que descifró el código genético de los neandertales

Svante Pääbo es uno de los fundadores del campo de la paleogenómica. Recibirá el premio de 10 millones de coronas suecas (900.500 dólares).

Svante Pääbo es el ganador del premio Nobel de Fisiología y Medicina 2022. Pääbo, de 67 años, recibe el galardón por sus descubrimientos sobre la evolución humana, anunció este lunes el Instituto Karolinska de Suecia.

El aporte más grande de este investigador sueco es que logró descifrar el código genético de uno de nuestros parientes extintos: los neandertales, algo que se veía casi imposible en el circuito científico.

Los miembros del comité que otorgan el premio señalaron que “Svante Pääbo ha establecido una disciplina científica completamente nueva, la paleogenómica”.

Quién es Svante Pääbo, Premio Nobel de Medicina 2022

Svante Pääbo, Director del Departamento de Genética del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva de Leipzig, Alemania (Foto de Lammel/ullstein bild vía Getty Images)

Svante Pääbo, director del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva de Leipzig (Alemania) y uno de los fundadores del campo de la paleogenómica, recibirá el premio de 10 millones de coronas suecas (900.500 dólares).

Su trabajo es pionero sobre la evolución de los homininos, parientes de los humanos que se remontan a después de que nuestros antepasados se separaran de los de los simios modernos, según anunció el lunes (3 de octubre) la Real Academia Sueca de Ciencias de Estocolmo.

Durante el anuncio del premio para Pääbo, se resaltó que el genetista sueco también hizo el descubrimiento de un homínido extinto, el denisova, que logró a partir de datos del genoma recuperados de una muestra de hueso de un dedo pequeño.

¿Qué es la paleogenómica?

La paleogenómica es la reconstrucción de las secuencias genéticas de las especies ya extintas, de acuerdo con el propio Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva, donde Pääbo desarrolla sus investigaciones y donde originó esta disciplina.

Esta disciplina ganó notoriedad a partir del momento en que Pääbo decidió aplicar los métodos para estudiar las poblaciones de animales extintos a través de restos genéticos al estudio de la evolución humana.

Pääbo y su equipo se pusieron el objetivo de lograr secuenciar el genoma del hombre de neandertal completo, lo cual consiguió en 2010. Gracias a ello se reveló cómo el neandertal influyó en nuestra evolución genética y cómo se puede apreciar incluso en nuestros días.

Los huesos de neandertal se descubrieron por primera vez en una cantera alemana del Valle de Neander en 1856. Antes de la invención del análisis genético, los científicos que los estudiaban se limitaban a comparar su aspecto con los huesos humanos.

Incluso con el descubrimiento de la secuenciación del ADN, el reto de extraer material genético antiguo para su estudio seguía siendo inmenso, debido a la degradación del material con el paso del tiempo y a la contaminación por bacterias e incluso por los científicos, reporta el sitio Live Science.

Tomado de Muyinteresante

Compartir en:

Deja un comentario