Presidente boliviano advierte sobre intentos de desestabilización

El presidente de Bolivia, Luis Arce, advirtió este viernes sobre nuevos intentos de desestabilización contra su Gobierno y la democracia del país por parte de la derecha que ejecutó el golpe de Estado en 2019, e instó a los trabajadores a estar alertas.

Durante su intervención en el acto por los 71 años de la Confederación General de Trabajadores Fabriles de Bolivia, el mandatario refirió que hay sectores de la derecha que emplean la democracia mientras esta sirve a sus intereses, y cuando eso no ocurre, usan mecanismos antidemocráticos para ocupar el poder.

“Hay personas en Bolivia que nunca les ha agradado nuestro Estado Plurinacional, la inclusión de muchos sectores. Cuando la democracia no les es útil empiezan a cuestionarla y utilizar otros mecanismos extra democráticos para hacerse del poder y en eso la clase obrera debe estar muy atenta”, aseguró.

Arce también recordó que esto ya se vivió en Bolivia en 2019 con el golpe de Estado contra el entonces mandatario Evo Morales, y enfatizó que “estamos seguros que ningún fabril, minero, trabajador está dispuesto a repetir esa triste historia del país”.

Asimismo, subrayó que los Gobiernos de derecha nunca se han interesado por la industrialización de Bolivia, ni por la mejoría de la calidad de vida de los ciudadanos, ni por el crecimiento del sector fabril, para no implementar políticas de beneficio laboral en favor de las mayorías, bajo el amparo de la Ley General del Trabajo.

“Es muy importante entender, por lo tanto, que cuando el país no se industrializó no fue por casualidad, no porque no hubo plata o los deseos de hacerlo, sino porque también estaba el objetivo de parar, frenar a una confederación de fabriles que por supuesto iba a crecer y se iba a convertir en una de las principales fuerzas como ocurre en cualquier país que tiene industria donde el sector obrero, el sector fabril”, sostuvo.

Arce manifestó que su Gobierno continuará desarrollando el proceso de industrialización con el fin de construir una economía más consolidada, que aproveche los recursos naturales y de producción agropecuaria.

“Por lo tanto nuestro compromiso de seguir trabajando por la clase trabajadora, llevar adelante lo que siempre hemos soñado desde jóvenes, un país más justo, más igualitario, con mayores oportunidades para todos, así soñamos el país y estamos empeñados en hacerlo”, añadió tras pedir la unidad de todos los bolivianos.

Luego de las palabras del jefe de Estado, el secretario ejecutivo de los trabajadores fabriles de Bolivia, Mario Segundo Quispe, envió un mensaje de apoyo al Gobierno, en defensa de la democracia y de los recursos naturales que pertenecen al pueblo.

“Damos un mensaje nuevamente a los opositores a la derecha que lo que pretenden no vamos a permitir, vamos a defender a nuestro presidente Arce Catacora que ha sido elegido democráticamente”, declaró el dirigente sindicalista.

Tomado de Telesur

Compartir en:

Deja un comentario