Estos son los países europeos que están frenando las sanciones contra Rusia

En un momento en que la Unión Europea busca ejecutar su nuevo paquete de sanciones contra Rusia como represalia por la incorporación de las regiones de Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporozhie, varios países han expresado sus reservas.

Entre las medidas, con el consenso de las potencias económicas regionales, Bruselas pretende sobre todo imponer un tope de precios a las exportaciones de petróleo transportadas por mar desde territorio ruso, sin embargo Hungría, Chipre, Grecia y Malta no están conformes con esta estrategia.

Algunos países de la Unión Europea consideran que las exenciones existentes a Hungría, que le permiten todavía adquirir petróleo ruso y refinarlo en sus plantas, pueden generar desventajas de mercado favorables a Budapest, de acuerdo con seis diplomáticos europeos consultados por el portal Politico.

La representación permanente de Hungría en Bruselas advirtió que su país tiene un conjunto de preguntas abiertas que le impiden comprometerse con un nuevo acuerdo sancionatorio a Rusia en los tiempos que exige Bruselas, que celebra este 3 de octubre una reunión diplomática para resolver las nuevas sanciones.

Un diplomático declaró que Hungría debería recordar que si abusa de su estrategia, países de la Unión Europea podrían utilizar tácticas similares e imponer nuevas tarifas al petróleo de oleoducto, una medida comercial que sólo necesita el voto de una mayoría calificada y que no podría ser vetado por Budapest.

En cuanto a Chipre, Grecia y Malta, estos países temen que la Unión Europea se esté dando un balazo en el pie al restringir sus embarcaciones para el transporte de petróleo ruso sin una medida paralela a países con embarcaciones más amplias, como Turquía, la India e Indonesia, a lo que las sanciones les permitirían controlar ese negocio, argumentaron diplomáticos.

Sin embargo, las fuentes consultadas por Politico también aseveraron que pedir que se retrasen las sanciones hasta que la India se sume a ellas es lo mismo que no aplicarlas nunca, en referencia a que el país asiático es socio comercial de Rusia, en la alianza BRICS, que también incluye a China, Sudáfrica y Brasil.

Muchos países de la Unión Europea, agregó uno de los diplomáticos consultados, han sacrificado ingresos y negocios lucrativos por el objetivo superior de detener la operación militar especial de Rusia y desincentivarla, mientras se pidió a Chipre y Grecia recordar que han sido apoyadas ante Turquía por la Unión Europea.

Así, tras la posibilidad de nuevas reuniones, los representantes de los países miembros de la Unión Europea esperan firmar el nuevo paquete de sanciones contra Rusia antes de la reunión de líderes agendada para el viernes 7 de octubre.

Además, el canciller de Alemania, Olaf Scholz, tiene agendada una reunión con el presidente de Francia, Emmanuel Macron, para discutir el tope alemán a los precios del gas, que podría tener efectos en otros países de Europa por la importancia de su mercado.

Existe preocupación en Bruselas sobre los efectos de que Alemania subsidie el gas tanto de sus consumidores domésticos como de compañías, una dinámica que agudizará las diferencias entre países ricos y pobres de la región europea, como advirtió el propio comisionado de mercado interno de la Unión Europea, Thierry Breton.

“Necesitamos reflexionar con urgencia en cómo ofrecer a los estados miembros que no tienen este espacio fiscal de maniobra la posibilidad de sostener a sus industrias y negocios”, declaró en Twitter.

Tomado de Sputnik

Compartir en:

Deja un comentario