Google lanza una herramienta para borrar información personal de las búsquedas

La herramienta ‘Resultados sobre ti’ de Google, que empieza a estar disponible para algunos usuarios, permite eliminar los resultados personales de las búsquedas. Antes se podía hacer a través de un cuestionario, pero era más tedioso.

Una vez estemos en “Resultados sobre ti”, la propia herramienta nos guiará en los pasos que deberemos seguir y nos mostrará los resultados de búsquedas relacionados. En ese punto podremos solicitar la eliminación de aquellos que no queramos que aparezcan. Haremos las solicitudes que creamos convenientes y veremos en qué estado se encuentran: “en curso”, “aprobado”, etc.

Para eliminar un resultado de búsqueda habrá que indicar el motivo. Entre ellos está que la información mostrada es personal, que con la publicación de esa información personal se intenta hacer daño, que se trata de información ilegal o que está desactualizada.

Google ya atendía peticiones para eliminar información personal de las búsquedas, pero el procedimiento era algo más tedioso. Lo que había que hacer era entrar en la página de soporte de Google e informar de dónde aparecían los datos que deseábamos que se eliminaran. Para ello, había que rellenar un formulario solicitando la eliminación de la información y adjuntar el enlace de la página web donde se mostraba dichos datos privados.

Con la nueva herramienta la petición se hace desde la propia página de búsqueda, a través del icono de los tres puntos, entrando en “Acerca de este resultado” y en la opción “Eliminar resultado”. En “Resultados sobre ti” veremos en qué punto están nuestras peticiones.

El lanzamiento llega tras el anuncio de la compañía en el pasado I/O 2022 de una nueva herramienta que agilizaría la eliminación de los resultados de búsqueda que contuvieran información de identificación personal y otros datos que no deberían estar a la vista de todos.

De nuevo, recordemos que una cosa es que Google desindexe de los resultados de búsqueda una determinada información y otra que esa información desaparezca completamente de Internet. La información seguirá estando publicada en la página web que sea, pero no aparecerá en la lista de resultados al hacer una búsqueda en Google.

Aunque debemos ser especialmente precavidos con la información que introducimos en los formularios de Internet, en muchas ocasiones el problema viene cuando terceros han descuidado el tratamiento de nuestros datos o directamente han obrado de mala fe. El resultado es que nuestra información personal queda a la vista de todos e incluso es accesible tras hacer una simple búsqueda en Google.

Tomado de Muyinteresante

Compartir en:

Deja un comentario