Nicaragua rompe lazos diplomáticos con Países Bajos por “injerencias”

Nicaragua anuncia que ha roto lazos diplomáticos con el Reino de los Países Bajos por su conducta “injerencista” en los asuntos de la nación centroamericana.

Al respecto, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Nicaragua informó el viernes, mediante un comunicado, que Managua decidió “descontinuar inmediatamente las relaciones diplomáticas” con Países Bajos, debido a “la reiterada posición injerencista, intervencionista y neocolonialista” de este Estado europeo.

La nota, suscrita por el canciller Denis Moncada, precisa que Nicaragua tiene la obligación de defender su soberanía nacional ante el enfoque neerlandés, el cual constituye una violación de la Convención de Viena, indica.

Repudia “los agravios y crímenes” del Gobierno de Países Bajos a “las familias nicaragüenses con amenazas y suspensiones de obras de bien común, como hospitales para comunidades originarias y afrodescendientes”.

De este modo, la nota se refiere a la decisión de Países Bajos de suspender en 2018 la construcción de un hospital en la ciudad de Bilwi, en el Caribe norte de Nicaragua, bajo la excusa de “violaciones de derechos humanos” en el país centroamericano.

En declaraciones hechas el viernes, el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, dijo que la suspensión de las obras demuestra la “miseria humana” de los Países Bajos y expresó que no quería tener lazos diplomáticos con este país europeo, al que calificó de “intervencionista”.

Nicaragua denuncia que es blanco de agresiones políticas y hegemónicas, así como de amenazas y sanciones de países imperialistas, con EE.UU. a la cabeza.

Justamente, por sus posturas injerencistas, el Gobierno de Ortega advirtió el viernes de que no permitirá el ingreso a Nicaragua del nuevo embajador estadounidense Hugo Rodríguez, y ordenó el miércoles la expulsión del país de la embajadora de la Unión Europea (UE), Bettina Muscheidt.

Tomado de HispanTV

Compartir en:

Deja un comentario