Rusia respetará los resultados de los referendos de Donbás

ONU — Moscú respetará la voluntad de los habitantes de las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk, así como de las regiones de Zaporiyia y Jersón expresada en los referendos sobre la adhesión a Rusia, afirmó el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov.

“Los referendos se llevan a cabo sobre la base de las decisiones de las autoridades locales … tras conocerse los resultados, Rusia, por supuesto, respetará la voluntad de las personas que llevaban muchos años sufriendo de las atrocidades del régimen neonazi”, dijo Lavrov en la ONU.

El jefe de la diplomacia rusa denunció “la histeria” de Occidente en relación con los referendos.

Al mismo tiempo dijo que la celebración de los plebiscitos es la reacción a las declaraciones del presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, quien en una entrevista de agosto de 2021 “aconsejó a todos aquellos que se sientan rusos que ‘se vayan a Rusia'”.

“Es lo que están haciendo los habitantes de las regiones mencionadas justo ahora”, dijo.

Los plebiscitos para incorporarse a Rusia comenzaron el 23 de septiembre en las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, así como en las provincias de Jersón y Zaporiyia, y durarán cinco días, hasta el 27 de septiembre.

Los convocantes afirman que los sufragios son necesarios para “defenderse de los actos terroristas” de Ucrania y la OTAN, que le suministra armas “para asesinar a civiles”.

A su vez, varios países y organizaciones internacionales condenaron la celebración de las votaciones y dejaron claro que no reconocerían sus resultados.

Negativa de Kiev a negociar

El ministro de Exteriores de Rusia declaró que Moscú no se niega a negociar con Ucrania, pero cuanto más tiempo se niegue Kiev, más difícil será negociar un acuerdo que ponga fin a la operación militar rusa en el territorio ucraniano.

“No rechazamos las negociaciones, pero los que se niegan deben entender que cuanto más tiempo se nieguen, más difícil será finalmente negociar”, dijo.

Al comentar la probabilidad de que el conflicto en Ucrania se convierta en una tercera guerra mundial, el canciller declaró que “no haría predicciones sombrías”.

Moscú y Kiev celebraron varias rondas de negociaciones para lograr un acuerdo que ponga fin a la operación rusa. La última tuvo lugar el 29 de marzo en la ciudad turca de Estambul a puerta cerrada.

El jefe de la delegación rusa, Vladímir Medinski, informó tras la reunión que Ucrania presentó una serie de propuestas en las que acepta no unirse a alianzas militares, incluida la OTAN, a cambio de garantías de seguridad por parte de varios Estados.

Sin embargo, Lavrov denunció el pasado 7 de abril que el anteproyecto de un acuerdo de paz presentado por Ucrania contenía cláusulas diferentes a las propuestas hechas en Estambul.

A mediados de mayo, el presidente ruso, Vladímir Putin, calificó de “prácticamente suspendido” el proceso negociador entre Rusia y Ucrania, y responsabilizó a Kiev de que “no se muestra interesado en un diálogo serio y constructivo”.

La UE se está convirtiendo en una entidad dictatorial

“La UE se está convirtiendo en una entidad autoritaria, rígida y dictatorial”, dijo Serguéi Lavrov ante la prensa.

Asimismo, acusó a la jefa de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, de arrogancia después de que la funcionaria advirtiera que el ejecutivo europeo tenía “las herramientas” para recortar la financiación del presupuesto de la UE a Italia “si las cosas van en una dirección difícil” en las elecciones legislativas de este domingo.

El jefe de la diplomacia rusa también declaró que Rusia en la situación actual no dará los primeros pasos hacia un diálogo con los países occidentales.

Al mismo tiempo, señaló que Moscú no rechaza contactos.

Exportación del grano ruso

Rusia espera que el secretario general de la ONU, Atónio Guterres, y el gobierno turco influyan en EEUU y la UE para que levanten restricciones a la exportación del grano y fertilizantes rusos, declaró Lavrov.

El canciller ruso saludó los esfuerzos de Guterres que permitieron firmar los acuerdos de Estambul el pasado 22 de julio, sin embargo, constató que no funcionan en su plenitud ya que los fertilizantes rusos están bloqueados en los puertos europeos.

“Ahora esperamos tanto del secretario general de la ONU como de la parte turca -ya que son firmantes del acuerdo- que logren que los europeos y estadounidenses eliminen los obstáculos que mencioné para la implementación de la parte del acuerdo referente a Rusia”, dijo Lavrov a los periodistas al término de su participación el 77º período de sesiones de la Asamblea General de la ONU.

El canciller precisó que “300.000 toneladas de fertilizantes están encerradas en los puertos europeos”, e instó a desbloquearlas para su transportación a los países en desarrollo.

El pasado 22 de julio, Rusia, Turquía y la ONU firmaron en Estambul un acuerdo para desbloquear la exportación de grano y fertilizantes de Ucrania en medio de las hostilidades.

Los representantes del Gobierno ucraniano suscribieron un documento similar con Ankara y representantes de la ONU.

Además, Rusia firmó con la ONU un memorando para facilitar la exportación de fertilizantes y productos agrícolas rusos a los mercados internacionales.

En el marco de la llamada Iniciativa de Grano del Mar Negro se instaló en Estambul un Centro Conjunto de Coordinación para garantizar la seguridad de los graneleros que transportan cereales desde Ucrania y realizar las inspecciones necesarias.

Tomado de Sputnik

Compartir en:

Deja un comentario