Putin insta a Macron a lograr que Kiev deje de atacar la central nuclear de Zaporiyia

El presidente ruso, Vladímir Putin, informó al presidente francés, Emmanuel Macron, sobre las medidas tomadas por especialistas rusos para garantizar la protección física de la central nuclear de Zaporiyia, y destacó la necesidad de influir en Kiev para poner fin de inmediato a los bombardeos, informó el servicio de prensa del Kremlin.

“El presidente de Rusia informó sobre las medidas tomadas por especialistas rusos para garantizar la protección física de la central, así como destacó la necesidad de influir en las autoridades de Kiev, para que los bombardeos de la estación se detengan de inmediato”, destaca el mensaje.

Además el mandatario ruso subrayó que Kiev, con armas occidentales, continúa con los bombardeos selectivos contra las infraestructuras civiles en Donbás.

“Vladímir Putin también subrayó que las fuerzas de seguridad ucranianas, con armas suministradas por los países occidentales, siguen atacando con bombardeos masivos la infraestructura civil de las ciudades de Donbás, como resultado de lo cual los civiles sufren”, indica el comunicado.

Se precisó que la conversación telefónica tuvo lugar por iniciativa del bando francés.

Según el Kremlin, Putin y Macron expresaron “una disposición mutua para llevar a cabo un intercambio no politizado, con la participación del OIEA, centrado en la situación en torno a la central de Zaporiyia”.

Ambos mandatarios coincidieron en la necesidad de mantener en el futuro el diálogo entre París y Moscú sobre los temas abordados.

La central nuclear de Zaporiyia, la mayor de Europa, se encuentra en el sureste de Ucrania, cerca de la ciudad de Energodar, y desde el pasado mes de marzo, permanece bajo el control de los militares rusos.

Durante las últimas semanas, Rusia acusa a Ucrania de bombardear a diario las instalaciones de la planta. Moscú agrega que su presencia militar en la central persigue evitar fugas de materiales nucleares y radiactivos.

La exportación de grano

Vladímir Putin y su homólogo Emmanuel Macron abordaron también el tema de la seguridad alimentaria, confirmando su enfoque de que el grano exportado desde los puertos del Mar Negro debe enviarse a los países en desarrollo, informó este domingo el servicio de prensa del Kremlin.

“Los debates sobre la seguridad alimentaria mundial confirmaron la posición de que el grano exportado desde los puertos del Mar Negro debe destinarse principalmente a las necesidades de los países en vías de desarrollo”, se enfatiza en el comunicado.

El documento también señala que el mandatario ruso subrayó la importancia de que la Comisión Europea (CE) no impida el suministro de productos agrícolas y fertilizantes rusos a África, Oriente Medio y América Latina.

El 7 de septiembre, el presidente ruso, Vladímir Putin, denunció que los barcos con grano, que salen de los puertos de Ucrania en el marco del pacto alimentario, no se dirigen a los países en desarrollo o los necesitados, sino que navegan a los Estados de la Unión Europea (UE).

A su vez, el representante permanente de Rusia ante la ONU, Vasili Nebenzia, aseguró que la parte del acuerdo de productos relacionados con la exportación de alimentos y fertilizantes rusos no funciona. El acuerdo debe renovarse en noviembre, pero no está claro si Rusia lo firmará.

El pasado 22 de julio, Rusia, Turquía y la ONU firmaron un acuerdo para desbloquear la exportación de grano y fertilizantes de Ucrania. Los representantes del Gobierno ucraniano firmaron un documento similar con Ankara y representantes de la ONU. Además, Rusia firmó con la ONU un memorando para contribuir a la exportación de fertilizantes y productos agrícolas rusos a los mercados internacionales.

Tomado de Sputnik

Compartir en:

Deja un comentario