Septiembre, las lluvias y como evitar enfermedades

Hoy 5 de septiembre la capital pinera recibió el influjo de lluvias, y según los especialistas este será un mes activo en cuanto al paso frecuente de las ondas y las bajas tropicales, que propician el incremento de las precipitaciones.

Septiembre es uno de los meses más lluviosos en el país, aunque su impacto es inferior al de octubre. A esta hora llueve y se pronostica para todo el día nublados y precipitaciones en el interior de la Isla de la Juventud.

En estos tiempos hay cada vez más inquietud sobre las repercusiones amplias y a largo plazo sobre la salud que podría tener el cambio climático.

Los especialistas alertan sobre las repercusiones relativas probables de los componentes del cambio climático sobre la salud, ellas pueden ser: Problemas sanitarios, Cambios en la Condiciones Tasa de cambio de Diferencia entre mediana de la extremas climática entre el día y la noche, Mortalidad y morbilidad relacionadas con el calor, Traumas físicos y psicológicos debidos a situaciones de emergencia, Enfermedades transmitidas por vectores, Enfermedades infecciosas no transmitidas por vectores y Efectos respiratorios contaminantes.

Se añade, que en septiembre se mantienen las condiciones de intenso calor propias del verano a pesar de que la temperatura desciende en forma ligera respecto a agosto, ello relacionado a los altos valores de humedad relativa reinantes y el predominio de vientos débiles que implican la persistencia de sensaciones calurosas y muy calurosas.

Una enfermedad bastante relacionada a los fenómenos atmosféricos lo es el Dengue y la Isla de la Juventud destaca en el país por su presencia.

La incidencia del dengue ha aumentado extraordinariamente este año, tanto en su distribución como en su intensidad. Se ha argumentado que la precipitación y la temperatura son factores importantes que prolongan los períodos de transmisión intensa de esta enfermedad. Además, se ha sugerido que su presencia y la del principal vector transmisor; el Aedes aegypti.

Otras enfermedades transmitidas por la lluvia o inundaciones son más frecuentes en lugares que no tienen mucho saneamiento, lo cual favorece la presencia de virus, bacterias, parásitos y animales que pueden ser transportadores de estos microorganismos.

Mantener una salud adecuada va por usted en cualquier época del año, para ello se sugiere: Utilizar tapabocas para evitar el contagio de personas cercanas. Evitar los cambios bruscos de temperatura, especialmente al salir de lugares cerrados o en momentos de lluvia. Evitar el consumo de cigarrillo y el contacto con persona fumadoras.

También, desinfectar los utensilios de la casa y juguetes de los menores, especialmente cuando un integrante de la familia tiene tos o gripe. Evitar enviar a los menores con gripe a las instituciones educativas o de cuidado infantil. Consultar al médico si se evidencian signos tales como fiebre, malestar general, congestión y secreción nasal, tos, dolor de garganta, expectoración y dificultad para respirar.

Compartir en:

Deja un comentario