Cómo y cada cuánto hay que limpiar las botellas de agua reutilizables

Los recipientes de agua de cualquier material son objetos propensos a acumular bacterias. Es recomendable una limpieza diaria y una desinfección semanal.

Las botellas son objetos que parecen inofensivos y almacenan el elemento más importante para la nutrición humana. Se trata de recipientes que acompañan muchas de las tareas cotidianas. Sin embargo, limpiar las botellas de agua con una frecuencia considerable y una técnica adecuada es tan importante como higienizar cualquier utensilio.

Suelen guardarse en la nevera, moverse hacia diferentes sectores del hogar y ocupar la mesa durante la cena. Además, las versiones portátiles nos acompañan al gimnasio, el trabajo o salidas recreativas. Por este motivo, desinfectar las botellas es una práctica fundamental para reducir el contacto con los gérmenes.

¿Por qué es importante limpiar las botellas de agua?

Cada vez existen más tipos de botellas reutilizables. Hay modelos elaborados con acero inoxidable, metal, vidrio, diferentes formatos de tapa, y también botellas plásticas, las cuales se recomienda descartar tras el primer uso. Además, son comunes las variantes ploteadas con dibujos o colores, lo que dificulta más la identificación de mugre en el interior.

Sin embargo, por más que solo pase agua, las botellas también acumulan suciedad, sea cual sea el material. Y no solo los recipientes, sino también las tapas que tienen recovecos.

Según un estudio realizado por el laboratorio EmLab P&K, las botellas de agua reutilizables de los atletas acumulan casi 314 000 unidades formadoras de colonias (UFC) por centímetro cuadrado. A través del análisis de diferentes botellas, el trabajo demostró que las de tapa deslizable son las que más unidades acumulan (más de 900 000).

Es decir, generan las condiciones óptimas para la proliferación de diferentes bacterias. En especial, cuando se exponen a ambientes de calor y humedad. Por lo tanto, es importante aplicar métodos de limpieza diarios, combinados con higienizaciones profundas de frecuencia semanal.

¿Cómo limpiar las botellas de agua reutilizables de forma diaria?

Rellenar las botellas con agua del grifo se presenta como una opción para limpiar de manera elemental los recipientes. Esto se debe a que el agua de cañería suele contener cloro, un componente que realiza una higienización superficial.

Sin embargo, aunque esto pueda aclarar la misma de manera diaria, no es suficiente para conseguir una desinfección total y segura para la salud. El cloro ayuda a la eliminación de algunas bacterias, pero las cantidades de este elemento que están en el agua potable son mínimas y se evaporan al poco tiempo. Más si el recipiente se encuentra a temperatura ambiente.

Cuando el cloro se terminó de evaporar, la botella vuelve a convertirse en un espacio de cultivo para millones de bacterias. Las mismas se pueden adherir a las paredes o los tapones. Por otro lado, el contacto con partículas orgánicas, aportadas por la acción de beber de forma directa, transforma a estos recipientes en objetos de higienización obligatoria.

Botella reutilizable en una deportista.
Las botellas que llevamos para acompañar el ejercicio se exponen a más bacterias que las que tenemos dentro de la casa.

Métodos para limpiar las botellas de agua en profundidad

Para que una botella reutilizable pueda mantenerse durante un tiempo de forma segura, debe ser higienizada al menos una vez por semana. Para eso se recomiendan diferentes métodos de desinfección, que van desde soluciones electrónicas hasta estrategias con elementos caseros.

Vinagre

Uno de los productos más utilizados para la limpieza de recipientes es el vinagre. Mezclarlo con agua en cantidades iguales y dejar reposar por 20 minutos es un buen método.

Sin embargo, no siempre se consigue una desinfección completa, que es el objetivo principal al momento de limpiar las botellas de agua. Por lo tanto, es recomendable combinarlo con otros métodos.

Lejía o lavandina

Uno de los métodos caseros posibles es la aplicación de lejía. Es importante recordar que se trata de una solución tóxica, por lo que se debe secar bien tras la limpieza, antes ingerir agua otra vez. Colocar 1 o 2 gotas de lejía en la botella, rellenarla con agua y agitar durante unos segundos es suficiente.

Puedes dejar reposar el contenido por 30 minutos o hasta comprobar la claridad. Luego vacías y dejas secar. El uso de lavandina es recomendable si se detecta la presencia de moho en la botella.

Agua y jabón

El jabón o detergente destinado a la limpieza de los utensilios de cocina también es efectivo para higienizar las botellas de agua. Coloca unas gotas en el recipiente, mezcla con agua y agita durante unos segundos. Al finalizar, enjuaga la botella con líquido tibio.

Amoníaco para limpiar las botellas de agua

Se trata de un producto para la limpieza con componentes desengrasantes y desinfectantes. Al igual que la lejía, se debe tener mucho cuidado con el secado. Luego de colocar una mínima cantidad y mezclar con agua, remoja la botella y déjala secar durante un tiempo para asegurarte de que no queden restos.

Lavavajillas

Una de las técnicas más efectivas para limpiar las botellas de agua es mediante el lavavajillas. Sin embargo, se trata de un electrodoméstico que no todas las personas poseen.

En caso de contar con uno, coloca la botella y efectúa un ciclo simple. La combinación de los jabones, la temperatura del agua que alcanza el aparato y el tiempo extendido del lavado, logran una desinfección completa.

Se debe prestar atención, por un lado, a que el recipiente sea apto para introducir en este tipo de electrodomésticos. No todos los materiales lo son.

En general, con el vidrio y el acero inoxidable no hay inconvenientes. Por otro lado, considera el lavado de la tapa, ya que es probable que la misma no pueda higienizarse en lavavajillas. En esos casos, aplica una desinfección manual.

Lavavajillas para limpiar botella de plástico.
Algunos recipientes de agua admiten un lavado automático. En esos casos, si cuentas con el aparato,
la tarea será mucho más fácil.

¿Cómo desinfectar las tapas de las botellas?

Los diferentes modelos de botellas reutilizables también incluyen una gran variedad de tapas. Algunas a presión y otras con rosca, pero todas tienen recovecos que favorecen la acumulación de bacterias.

Para desinfectarlas es recomendable utilizar un cepillo, con el fin de frotar bien los interiores durante la higienización. Como alternativa, es posible remojarlas en un recipiente lleno de agua y con gotas de lejía.

El enemigo plástico

Muchas personas reutilizan botellas de plástico en varias ocasiones. Sin embargo, se trata de una práctica poco saludable, debido a los pequeños poros que este material presenta. Aunque no sean perceptibles, son un espacio ideal para la proliferación de bacterias.

Por otro lado, con el tiempo, el plástico se degrada y desprende micropartículas que pueden dañar la salud. Es por eso que desde la Organización de las Naciones Unidas (ONU) se desaconseja el consumo de plásticos de un solo uso.

Según un informe de este organismo, se compran un millón de botellas plásticas por minuto. Mientras que 8 millones de toneladas de este material terminan en los océanos cada año.

Higienizar las tazas de viaje

Otros elementos reutilizables cada vez más consumidos son las tazas térmicas o de viaje. Pueden estar elaboradas con los mismos materiales que las botellas, sin embargo, suelen ser transportadas a otros sitios. Esto implica un mayor riesgo de contaminación, por lo que no hay que excluirlas de la desinfección.

Algunas son aptas para el lavavajillas y, de lo contrario, se deben aplicar algunos de los métodos anteriores, incluyendo las tapas. Es fundamental lavarse bien las manos para evitar el traspaso de bacterias a la botella o taza mediante su manipulación. Es importante que el recipiente sea de uso personal y no se comparta.

Tomado de Mejor con Salud

Compartir en:

Deja un comentario