Lula cambiaría la relación con EEUU: Brasil ya no hablaría “suave”

Lula da Silva dijo que, si se convierte otra vez en presidente, Brasil volverá a una política exterior “activa y altiva” con un tono distinto al actual con EE.UU.

En un discurso pronunciado el lunes en Sao Paulo, Luiz Inácio Lula da Silva, que gobernó Brasil desde 2003 a 2010 y encabeza la lista de favoritos para ganar las próximas elecciones presidenciales del país suramericano, criticó la forma en que el Gobierno del ultraderechista Jair Bolsonaro se relaciona con Estados Unidos. “A nadie le gusta lamer botas”, subrayó.

Lo que me enorgullece mucho es que nuestra política exterior nunca nos permitió hablar duro con Bolivia o Uruguay, o con cualquier otro país pequeño. Pero tampoco nos permitió hablar suave con Estados Unidos”, precisó Lula en el acto de presentación del libro “Brasil en el mundo: ocho años de Gobierno de Lula”, con fotografías de Ricardo Stuckert.

El candidato por el Partido de los Trabajadores (PT) explicó que la idea fundamental de lanzar el libro fotográfico es alertar del empobrecimiento de la política exterior que vive Brasil, un país que durante su mandato fue respetado.

Sin embargo, ahora, “una parte de la élite económica y política brasileña ama estar subordinada, ama jugar el papel de inferior. Le encanta decir ‘amén’ o ‘sí señor’ cuando podría decir ‘no’ con la misma fuerza”, criticó Lula.

Puso de relieve que “no hay política pública activa y altiva, si no se tiene un gobierno activo y altivo”, por tanto, remarcó que el Ejecutivo federal define los lineamientos y no el Ministerio de Exteriores, indicó.

¿Cómo van las encuestas?

Los resultados de un sondeo realizado por el Instituto Datafolha, publicado el jueves, muestran que Lula se mantiene como máximo favorito para ganar las próximas elecciones presidenciales, con el 47 % de la intención de voto, mientras que Bolsonaro, que busca la reelección mediante su candidatura por el Partido Liberal (PL), cuenta con el 32 % de los votos válidos. Además, la encuesta prevé que el líder de izquierda podría vencer en primera vuelta, manteniendo una ventaja de 15 puntos en intención de votos.

Lula abandera la promesa de devolver los niveles de bienestar social alcanzados durante su mandato anterior en cuanto al hambre y la educación, prioritariamente: mientras que Bolsonaro centra su discurso de campaña en temas como la familia, valores, religión y las armas, intentando levantar su popularidad diezmada por denuncias de la mala gestión de la pandemia de la COVID-19 y casos de corrupción.

Tomado de HispanTV

Compartir en:

Deja un comentario