Bibi y Quevedo se citan este sábado en Adeje

El festival en torno al género musical surgido en Jamaica adelanta las islas que acogen su octava edición y la agenda complementaria a los conciertos

El Reggae Can Festival vuelve en septiembre para celebrar su octava edición. / DA

La octava edición del Reggae Can Festival ya tiene fechas. La cita musical dedicada al género surgido en Jamaica se desarrollará en Tenerife y La Gomera del 5 al 9 de septiembre, en una propuesta que aunará “cultura, conciencia y celebración”. Además de los conciertos, se han programado charlas acerca de la concienciación medioambiental y los derechos humanos, encuentros de la industria musical, talleres de mezcla y producción de reggae, además de infantiles y centrados en la sostenibilidad, entre otras iniciativas.

El Reggae Can Festival tiene entre sus objetivos fomentar, promover y visibilizar el reggae hecho en el Archipiélago, así como ser un escaparate para que los creadores, compositores, cantantes, músicos, djs, bandas y bailarines de las Islas puedan mostrar sus obras. El festival, que es de carácter gratuito para el público, cuenta con auténticos referentes del reggae en Canarias, además de una nómina de artistas nacionales e internacionales de la talla de Sara Lugo o Roberto Sánchez.

“DESPERTAR CONCIENCIAS”

El Reggae Can Festival ha elaborado una serie de programas complementarios que tienen como objetivo contribuir a “despertar conciencias”. Uno de ellos es el denominado No woman, no cry. Se trata de un encuentro de mujeres de la industria musical canaria que pretende poner en valor su papel en el panorama musical y en el sector artístico. Otro es One Love, un proyecto de acceso e inclusión que tiene como finalidad que todos los públicos, sin excepciones, puedan disfrutar del festival, con una mirada muy especial hacia los colectivos más desfavorecidos.

En el caso de Rompen las olas, se trata de un programa de sostenibilidad y compromiso medioambiental. Así, por ejemplo, se ofrecerá a los asistentes vasos reutilizables de plástico para ayudar a reducir los residuos; se han incorporado charlas y talleres de concienciación en la programación y se trabaja con material sostenible y reutilizable para generar la menor huella de carbono posible, entre otras acciones.

Reggae Can Kids es una experiencia que se dirige a los más pequeños. Persigue transmitir a las nuevas generaciones la emoción por la música en vivo. Incluye conciertos familiares y actividades para acercar a los niños, niñas y jóvenes a este género musical. Finalmente, Reggae Can Lab es una propuesta que consta de clases magistrales y talleres a cargo de expertos de la música reggae.

Desde sus inicios, valoran sus impulsores, el festival ha cumplido con los objetivos de desarrollo sostenible de la Agenda 2030. “No por imposición, sino porque creemos en la necesidad de contribuir entre todos a dejar un mundo mejor”, señalan. “El respeto, la igualdad, la unidad, el cuidado de la naturaleza, la justicia, el esfuerzo y el amor son los valores que defendemos”, indican.

Producido por Delaisla Producciones Musicales, el Reggae Can es posible gracias a la colaboración del Instituto Canario de Desarrollo Cultural (ICDC) del Gobierno regional; los cabildos de Tenerife y La Gomera y el Ayuntamiento de La Laguna.

Tomado de diariodeavisos

Compartir en:

Deja un comentario