Por las mejores relaciones entre vecinos

En la Isla de la Juventud existen poco más de 630 edificios multifamiliares, todos adscriptos a la dirección municipal de vivienda, organismo que norma las relaciones de convivencia entre vecinos de los inmuebles a través de la Resolución No. 4/1991 en su artículo 40. Un elemento común en ellos es la existencia de una Junta Administrativa de vecinos encargada del cumplimiento del reglamento establecido para esas edificaciones, la actualización del registro de propietarios y el control de ilegalidades constructivas.

La Junta también cumple otras funciones en bien de lograr las mejores normas de convivencia entre los que habitan el inmueble. También acciona muchas veces como elemento viabilizador de las actividades que desarrollan las organizaciones de masas a las que están inscrita los vecinos, pero nunca usurpando las funciones de estas. En una reunión de la Junta con los vecinos presidida por el delegado de Circunscripción Julio Días Pou, en el edificio cita calle 47 entre 18 y 20, pudimos apreciar la importancia de esta actividad, la propuesta de análisis se centraba en las acciones a desarrollar por la comunidad para disminuir los índices de infestación provocado por la existencia de focos del mosquito Aedes Aegypti.

Una gama de acciones a ejecutar por los vecinos nació en la reunión, para entre todos mitigar los efectos de tan dañino animal que incide en la salud y que hace que el Municipio Especial sea a nivel nacional el territorio con mayor índice de infestación.

Se fijó día y hora de trabajos de limpiezas de los entornos del edificio, las aceras y sus escaleras, más un cronograma de inspección auto focal para cada casa, sin embrago afloraron otras ideas que también implican el bien común, se establecieron parámetros para una emulación por el ahorro de la electricidad y por la realización de un plan de juegos para los niños, estos en descanso estudiantil de verano.

El delegado al caracterizar a la vecindad destacó que es una zona de mucha tranquilidad y que en ello incide el trabajo coordinado de los factores de la comunidad, ayudados por las Juntas de vecinos de sus edificios, las que trabajan actualmente porque aconteciera un rebrote de las buenas prácticas, basadas en la organización y limpieza de cada cuadra, aprovechando cada espacio para algunas labores domésticas, la recreación de niños y jóvenes, el funcionamiento de círculos de abuelos, en fin, de todo lo que pueda emanar del gran caudal imaginativo de la población.

Compartir en:

Deja un comentario