Científicos rusos crean fibras ópticas resistentes a dosis extremadamente altas de radiación

Son fibras ópticas infrarrojas capaces de resistir a dosis ultra elevadas de radiación. Sus desarrolladores, los científicos de la Universidad Federal de los Urales (UrFU), explican que son adecuadas para usarlas no solo en la optoelectrónica tradicional sino también en la tecnología espacial, la industria nuclear y hasta en la medicina.

Cuando se desarrollan equipos espaciales, uno de los objetivos principales es proteger sus componentes de la alta radiación cósmica ionizante. Estas fibras ópticas creadas en la Universidad Federal de los Urales pueden facilitar esta tarea porque pueden recibir y transmitir la radiación de los objetos espaciales, también pueden incorporarlos a los telescopios infrarrojos espaciales en sustitución de los voluminosos espejos y lentes que usan. Los científicos rusos aseguran que la vida útil de estas fibras ópticas incluso será mayor que la de los propios telescopios.

El Ministerio de Ciencia y Educación Superior de Rusia explicó a Sputnik que estas nuevas fibras ópticas fueron creadas utilizando monocristales de bromuro y yoduro de plata AgBr-AgI, obtenidos por los científicos de la UrFU.

Los investigadores, cuyos resultados fueron publicados en la revista Ortinal materials, precisaron que aplicaron un modelo informático con el cual lograron determinar las condiciones óptimas para producir fibras ópticas infrarrojas homogéneas, con características únicas a partir de estos monocristales. Cuando llevaron su teoría a la práctica, el experimento confirmó la validez de los resultados de la simulación.

Fibra óptica, ilustración - Sputnik Mundo, 1920, 29.06.2022

“Hemos utilizado monocristales del sistema AgBr-AgI para crear fibras ópticas con el mayor rango de transmisión de infrarrojos: de 3 a 25 micras. La transparencia de las fibras alcanza el 70-75%, lo que corresponde a los valores teóricamente posibles para los cristales del sistema AgBr-AgI. Al mismo tiempo, las pérdidas ópticas de las fibras alcanzan valores extremadamente bajos”, explicó Anastasia Yuzhakova, investigadora del laboratorio de tecnologías de fibra y fotónica de la UrFU.

La investigadora principal del estudio, Liya Zhukova, destacó que estas fibras ópticas pueden ser útiles en varias esferas, inclusive en la medicina.

“Esto abre la perspectiva de utilizar guías de luz hechas con las fibras resultantes en condiciones de intensa radiación ionizante. Es decir, no solo en el campo tradicional de la optoelectrónica, sino también en la cirugía láser, la medicina endoscópica y de diagnóstico, en la determinación de la composición de los residuos nucleares peligrosos, en el espacio”, concluyó la investigadora principal y profesora del Departamento de Química Física y Coloidal de la UrFU.

Tomado de Sputnik

Compartir en:

Deja un comentario