Ideario de Martí vive en los más jóvenes

El ideario del Héroe Nacional de Cuba, José Martí, resulta hoy tan relevante para las nuevas generaciones como lo fue para los jóvenes de su época, y es por ello que continúan sus ideas vigentes en la población pinera como en el resto del país.

Martí es un ser contemporáneo y universal por la vigencia y actualidad de su pensamiento, resaltó en múltiples ocasiones el líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro Ruz.

El Héroe Nacional nos legó en su obra las herramientas y las armas para vislumbrar y vencer periodos críticos  como los que padecemos ante la falta de combustible, gas licuado y otros recursos, debido al bloqueo de Estados Unidos contra la nación.

Los jóvenes tienen la responsabilidad hoy de traer las ideas martianas al presente, sin embargo, deben hacerlo libres de esquematismos y adecuar sus preceptos a los tiempos actuales, aunque sin violar su esencia, personalidad e historia.

En un contexto donde en el mundo la guerra aumenta, el terrorismo gana terreno y el medio ambiente sigue siendo vulnerado por la especie humana que se pone en peligro a sí misma, el Apóstol cubano es necesario y vital como ese gran pensador que fue.

José Martí fue un estadista de talla global, también es recordado por muchas personalidades que son fieles martianos, y muestran en todo momento la posibilidad de alcanzar un Martí actual, no uno legendario.

Esta sociedad  y la Unión de Jóvenes Comunistas trabajan  unidos en aras de la formación patriótica, revolucionaria, antimperialista, martiana y fidelista de las nuevas generaciones de cubanos.

Existe la Sociedad Cultural José Martí que es una organización no gubernamental, autónoma, sin fines de lucro, que tiene capacidad para poseer patrimonio propio y ser sujeto de derechos y obligaciones al amparo de la legislación vigente y que defiende el derecho a la palabra, la crítica, la participación y el debate franco y constructivo dentro y con la Revolución.

Hay que seguir alentando, forjando y fortaleciendo la primera y mayor de las vocaciones: la de ser revolucionarios, buscar  todas las vías posibles para contribuir a la formación antimperialista, patriótica, humanista, solidaria, internacionalista, martiana y fidelista de las generaciones jóvenes.

Compartir en:

Deja un comentario