Cuba reitera respaldo al principio de una sola China

La Habana, El canciller cubano, Bruno Rodríguez, expresó hoy el rechazo a toda acción que lesione la integridad territorial y la soberanía de la República Popular China y condenó la injerencia en sus asuntos internos.

En su cuenta en Twitter, el ministro de Relaciones Exteriores expresó asimismo “preocupación por el incremento de tensiones y agravamiento de la situación en torno a Taiwán”.

En otro tuit, denunció que “nuevas provocaciones, disfrazadas de contactos oficiales o visitas de alto nivel, generan, de manera deliberada, peligros adicionales a la paz y seguridad regional e internacional”, en referencia a la visita de Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos a Taiwán.

De esa forma, Rodríguez se refirió a una declaración emitida este martes por la Cancillería, la cual señala que esas tensiones son “resultado directo de la política agresiva y la elevada presencia militar de Estados Unidos y sus aliados en el Estrecho de Taiwán».

A ello se suman, añade la nota, “los contactos militares y las sistemáticas ventas de armas, acciones que socavan la paz y seguridad regional e internacional” y puntualiza que “nuevas provocaciones, disfrazadas de contactos oficiales o visitas de alto nivel, generan, de manera deliberada, peligros adicionales”.

Cuba reafirma el apego irrestricto al principio de “una sola China” y al reconocimiento de Taiwán como parte inalienable del territorio de ese país, puntualiza la nota.

Recuerda que la Asamblea General de la ONU, en su resolución 2758, adoptada el 25 de octubre de 1971, reconoció como verdadero y único representante legítimo del pueblo chino al Gobierno de la República Popular China que tiene relaciones con 181 países, sobre la base del reconocimiento del principio de “una sola China”.

La declaración subraya que “los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas y el Derecho Internacional deben ser respetados estrictamente sin selectividad ni dobles raseros”.

Asimismo puntualiza que “no se puede desconocer el papel clave de China como factor de estabilidad y equilibrio internacional ni la importancia de su cooperación, sin condicionamientos políticos, con los países en desarrollo”.

Tomado de PL

Compartir en:

Deja un comentario