¿Qué mensaje manda a Occidente la reunión entre Turquía y Rusia?

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, y el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, confirmaron que sostendrán una reunión el próximo 5 de agosto, en medio de un contexto geopolítico complicado y al margen de una economía global afectada por las sanciones económicas de Occidente.

De acuerdo con el embajador de Rusia en Turquía, Alexéi Yerjov, en la reunión se hablarán de temas de “alto nivel”, al igual que temas que van de “cuestiones internacionales hasta problemas regionales”, como el fortalecimiento de sus relaciones comerciales, las cuales, durante el primer semestre de 2022 tuvo un valor de 26.000 millones de dólares.

Aunque se espera que la reunión se centre en temas de interés mutuo en ambas naciones, el contexto actual del conflicto en Ucrania da otras dimensiones a una reunión de países que han mantenido relaciones, pese a la presión de Occidente para acatar las sanciones económicas.

Turquía como mediador del conflicto

En entrevista para Sputnik, la internacionalista, Talya İşcan, considera que la reunión entre Erdogan y Putin reafirmará el papel de Turquía como un intermediario clave entre Rusia y la parte Occidental representada por la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN).

“Turquía ganó la confianza de Rusia como un participante mediador en mitad de una guerra híbrida en la que casi todos los países occidentales cayeran en propaganda, Turquía siempre se mantuvo neutral“, destaca la académica de la UNAM y la Universidad Panamericana.

Parte de esta neutralidad responde a que ambos países tienen “bien establecidas sus relaciones comerciales, económicas” y comparten agenda política en varios foros.

Ejemplo de ello fue la reunión trilateral entre Rusia, Turquía e Irán en el marco del formato de Astaná “para regularizar los temas respecto al conflicto de Siria”.

“Aunque por fuera se viera como muy regional el tema al final de cuentas hoy todos los conflictos que empiezan a nivel regional, empiezan a afectar a todo el planeta”, menciona Talya İşcan.

Incluso, Turquía fue el protagonista de la firma del acuerdo para movilizar los granos ucranianos, firmado el pasado 22 de julio, ya que fue “el primer país que tocó el tema de seguridad alimentaria” en la región.

EL acuerdo permite la exportación de grano ucraniano a través del Mar Negro desde Odesa, Chernomorsk y Yuzhni. El primer cargamento con 26 toneladas de maíz salió con dirección al puerto de Trípoli, informó la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

“El simple hecho de que Turquía haya logrado conducir un acuerdo sobre crisis alimentaria también posiciona a Turquía entre el bloque occidental, inclusive el gobierno de EEUU felicitó a Turquía”, destacó la académica.

En este sentido, la internacionalista considera que Turquía refrenda su posición como uno de los países más importantes dentro de la OTAN, primero, por ser el segundo con mayor ejército, y en segunda, por ser un actor con la posibilidad de negociar directamente con Rusia.

¿De qué se hablará en la reunión de Sochi?

Para Talya İşcan, uno de los temas principales que se espera se abordé durante la reunión que tendrá lugar el próximo 5 de agosto en Sochi será la política que cada país tiene sobre el conflicto en Siria.

Este se trata otro tema complejo ya que “Irán, Turquía y Rusia han tenido políticas bien distintas en la materia”; sin embargo, el diálogo existe y se espera que se avance en un acuerdo o propuesta.

Yo creo que sí están llegando a un diálogo al menos para estabilizar el conflicto de Siria sin cambiar sus posturas radicalmente, es un conflicto bastante complejo de resolver, pero el hecho de exista un mecanismo, es decir, un foro de negociación, es muy importante porque son los tres actores más impactantes”, concluye la académica.

Tomado de Sputnik

Compartir en:

Deja un comentario