Arlenis Sierra protagoniza importante faena en Tour de Francia Femenino

La cubana Arlenis Sierra acaba de protagonizar su más importante faena, al rendir un vital desempeño en el Tour de Francia Femenino.

Terminó en el lugar 27 de la prueba y su capitana, la neerlandesa Annemiek van Vleuten, como campeona tras otra descomunal escalada que ribeteó con victoria en lo más alto, por segundo día consecutivo.

El equipo Movistar no pudo cerrar mejor en una octava y última etapa “de espanto” por los 123.3 kilómetros y tres puertos de montaña, los dos últimos “rompepiernas” de primera categoría.

Cinco corredoras les quedaron tras el accidente de la danesa Emma Norsgaard en la quinta fecha y luego de que Annemiek pedaleó los primeros días enferma del estómago. Todo eso les exigió la máxima entrega, especialmente a la cubana como principal coequipera.

El último día no fue la excepción y quizás el peor. Van Vleuten defendía su camiseta de líder, pero a unos 50 kilómetros de la llegada Arlenis tuvo que cederle su bicicleta por desperfectos mecánicos en la suya. Ocurrió justo en el momento en que un abultado lote cuajaban una escapada. Lejos de esperarla por honor, apretaron el paso.

Pero la campeona olímpica y mundial sintió el apoyo de sus compañeras y demostró la fuerza de sus piernas y mente, dándole alcance a las fugitivas, entre las cuales -estratégicamente- rodaba la colombiana Paula Patiño.

A unos cinco km del ansiado final, Annemiek se fue sola loma arriba, burlándose del inoportuno gesto de sus rivales y de las crueles subidas. En la última, la moto del camarógrafo que seguía su deslumbrante pedaleo cayó al piso casi en la cima de la Super Plance des Belles Filles, de siete interminables kilómetros a mil 140 metros de altitud.

Protagonizó sobre las serranías, a los 39 años de edad, un desempeño que la confirma si no como la mejor, entre las más grandes en la historia del ciclismo para féminas. De ella aprende y crece la manzanillera de 29 primaveras, a quien llegar hoy a la meta en el puesto 64, con fuerzas diezmadas, se le antojó una victoria con mucha razón.

Annemiek estampó “entre las nubes” un tiempo de 3:37:23 horas, 30 segundos por delante de su compatriota Demi Vollering (SD Worx), quien por segundo día consecutivo no pudo seguir su paso, pero al menos llevó a casa el premio de montaña. Después subió, a 1:43 minutos, la italiana Silvia Persico (Valcar) y a 1:52 la polaca Katarzyna Niewiadoma (Canyon).

Precisamente Demi y Katarzyna escoltaron a la líder del Tour, en que Marianne Vos (Jumbo), también de Países Bajos, luego de cinco podios en ocho etapas y de lucir más la camiseta amarilla, se quedó con la verde de la clasificación por puntos.

Arlenis se despide después de casi 1 034 km como la mejor latinoamericana y con 14 puntos ganados por llegadas a las metas finales. Su compañera Patiño fue la segunda mejor situada de Movistar, en el puesto 23 entre las 109 corredoras que concluyeron una lid que vio largar en París a 144.

El club español finalizó quinto por equipos e inscribió a Annemiek como la nueva ganadora de una versión del Tour que desde 2009 no se corría.

Ya la estrella neerlandesa ha anunciado que se retirará del ciclismo activo cuando concluya la temporada 2023. Todavía hay tiempo para verla junto a las chicas del Movistar desandando llanos y montañas. Mientras, Arlenis se irá curtiendo rumbo a su gran objetivo, los Juegos Olímpicos de París 2024.

(Tomado de JIT)

Compartir en:

Deja un comentario