Díaz-Canel: La unidad en la diversidad nos asegurará la victoria

La Habana. – Solo la unidad en la diversidad nos asegurará la victoria, afirmó el primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC) y presidente de la República, Miguel Díaz-Canel, en mensaje enviado al Foro Internacional de Partidos Marxistas, evento organizado por el Partido Comunista de China.

En su mensaje, leído por Rosario Penton, rectora de la Escuela Superior del PCC Ñico López, Díaz-Canel consideró cada vez más necesario e impostergable la unidad entre los partidos marxistas, para hacer frente a los grandes desafíos que tienen por delante.

Al encuentro virtual, en el que participan representantes de 109 partidos de todo el mundo, también enviaron sus mensajes los secretarios generales de los partidos comunistas de China y de Vietnam, Xi Jinping, y Nguyen Phu Trong, respectivamente, según nota publicada hoy por el PCC en su sitio oficial en internet.

Por su importancia, la Agencia Cubana de Noticias transmite a continuación, íntegramente, el mensaje del primer secretario del Comité Central del PCC (CC PCC) al Foro de Partidos Marxistas del Mundo.

Díaz-Canel: La unidad en la diversidad nos asegurará la victoria

Estimados representantes de los partidos marxistas del mundo:

Agradezco la invitación del Partido Comunista de China a este importante encuentro para intercambiar sobre los avances teóricos y las experiencias prácticas en la labor de cada partido en el movimiento hacia un escalón superior de justicia en la historia de la humanidad.

El marxismo que, desde su surgimiento dio el fundamento científico a las luchas de clase del incipiente proletariado mundial de cada país y de la clase obrera internacional, ha demostrado poseer una poderosa capacidad explicativa ante las constantes transformaciones sociales por su capacidad de autodesarrollo y de asimilación crítica de los saberes acumulados en cada momento y de ampliar sin dogma alguno su perspectiva sobre el sujeto de la Revolución.

La objetividad de sus postulados se revela de modo particular en tiempos de crisis donde escasean, sobre todas las cosas, las propuestas de salida de la misma.

Al mismo tiempo, conocemos bien por la historia el precio de los errores cometidos en nombre de la tradición marxista, los retrocesos y deformaciones que solo han servido para retrasar la realización de nuestros objetivos.

En Cuba, el marxismo se fusionó con lo mejor de la tradición nacional revolucionaria, de carácter universal y abierto, que tuvo entre sus más altos exponentes a José Martí y Fidel Castro Ruz, y cuyas ideas, en constante desarrollo, inspiran hoy a las revolucionarias y revolucionarios cubanos en su lucha por la realización de elevados y actualizados ideales socialistas.

Ser marxistas para los cubanos significa una actitud de permanente aprendizaje desde la práctica para integrar el desarrollo de las ciencias sociales, de recuperar los procesos históricos y los saberes acumulados en la sociedad, de conocer sus circunstancias actuales y sus opciones de futuro.

Es participar en la asimilación crítica de todos los campos del conocimiento estructurados como teorías, profesiones, técnicas y resultados de investigaciones aplicadas a la realidad de Cuba y del mundo.

En el 8vo. Congreso del PCC se aprobaron las ideas, conceptos y directrices que guían el trabajo del Partido en la etapa actual, y se señalaron las tres principales tareas que se han convertido en estrategias para la labor partidista, a saber: la batalla económica, la unidad y lucha por la paz y la firmeza ideológica.

Dentro de esta última, un lugar destacado se reservó para el trabajo político ideológico, la enseñanza, investigación y promoción del marxismo y leninismo.

En cumplimiento de sus acuerdos, en diciembre del pasado año se celebró el 3er. Pleno del CC PCC que realizó un examen crítico y revolucionario de la necesaria actualización del marxismo y leninismo en nuestro país, trazando el rumbo de la continuidad de las transformaciones centradas en tres procesos socializadores de alcance general para toda la sociedad; la enseñanza, la investigación y la comunicación social.

Bajo ese prisma innovador y la guía del Partido, se trabaja en varias áreas del sistema de enseñanza, que coadyuve a la formación de un sujeto crítico y transformador del socialismo próspero, sostenible y democrático al que aspiramos.

Todo este importante esfuerzo se desarrolla como parte del proceso de actualización del modelo de desarrollo socialista en nuestro país, que ha colocado en consecuencia con su esencia socialista y participativa, la ciencia y la innovación como uno de los pilares del trabajo del partido y el gobierno.

Estamos firmemente convencidos que el socialismo es la única vía al desarrollo con justicia social como superación creadora del capitalismo, su irracionalidad insostenible y los valores que lo guían.

Otros países emprendieron este camino antes que Cuba y nos han dejado lecciones positivas y negativas, que no ignoramos, pero siempre atemperándolas a lo que singulariza nuestra experiencia concreta: historia, tradiciones, identidad y, por supuesto, el carácter y la cercanía de un adversario tan poderoso, como el gobierno de EE. UU., siempre al acecho.

Un adversario que no acepta la decisión legítima de la mayoría de nuestro pueblo, refrendada en la Constitución de la República, de construir una Cuba independiente, soberana y socialista.

Eso somos, un país que decidió, desde enero de 1959, bajo la guía del líder histórico de la Revolución cubana, Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, y las enseñanzas del General de Ejército, Raúl Castro Ruz, probar que sí es posible un modelo diferente de sociedad, donde el hombre en lugar de ser un sujeto depredador, sea un elemento de concordia, equilibrio, sostenibilidad, justicia, equidad y solidaridad.

Y eso entraña una alta cuota de resistencia y creatividad heroica, frente al criminal bloqueo que las sucesivas administraciones de los EE. UU. han sometido a este heroico pueblo por más de 60 años, recrudecido con saña durante el gobierno de Trump con la adopción de 243 medidas, la mayoría de las cuales se mantienen en vigor por la actual administración, incluyendo la injusta inclusión de Cuba en la espuria lista de países que patrocinan el terrorismo.

El añejo y temido “fantasma del comunismo” ha vuelto a recorrer el mundo con sus banderas de esperanza y eso ha hecho más agresivas las campañas contra todos los que cuestionen el status quo, evitando por todas las vías que el Socialismo pruebe sus posibilidades, potencialidades y viabilidad.

Para ello, están usando los instrumentos perversos de la guerra no convencional, los laboratorios de intoxicación mediática, toda la campaña de desinformación, mentiras, doble rasero e hipocresía, a través de las redes sociales, con el objetivo de fracturar y dividir a la sociedad cubana, en cuyo empeño fracasarán una y otra vez ante la firme voluntad de unidad y propósitos de su pueblo.

China es un referente político y económico a nivel mundial. Sus logros son inspiración y acicate para otros países del mundo. Los aportes realizados, desde la perspectiva marxista y leninista, a la construcción del socialismo con características chinas en la nueva era, particularmente los aportes del pensamiento del compañero Xi Jinping, secretario general del Partido Comunista y presidente de la República Popular China, constituyen experiencias importantes para los países socialistas y para las fuerzas comunistas y de izquierda a nivel mundial.

La realidad del mundo de hoy nos confirma que es cada vez más necesario e impostergable que los partidos marxistas nos unamos para hacer frente a los grandes desafíos que tenemos por delante. Solo la unidad en la diversidad nos asegurará la victoria.

¡Vivan las ideas emancipadoras del marxismo!

Hasta la Victoria Siempre 

Tomado de ACN

Compartir en:

Deja un comentario