Díaz-Canel: no nos rendimos ni nos dejaremos vencer (+Fotos y Video)

La Habana, El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, aseguró hoy que Cuba no está detenida ni se detendrá, no nos rendimos ni nos dejaremos vencer, expresó ante los diputados reunidos en el capitalino Palacio de las Convenciones.

Durante la clausura del IX Período Ordinario de Sesiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular (Parlamento), en su IX Legislatura, destacó la aprobación este viernes por los parlamentarios del Código de las Familias, que calificó como una apuesta por la vida y un crecimiento como sociedad.

En presencia del General de Ejército Raúl Castro, líder de la Revolución, el primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y presidente de la República ratificó que el domingo 25 de septiembre se llevará a referendo este documento, algo inédito en el país.

Señaló que esta es una de las normas legales de más trascendencia jurídica, al recoger el sentir de miles de cubanos que, en consulta popular (de febrero a abril de este año), expresaron sus opiniones, y hace una apuesta presente para saldar deudas del pasado y educar a las generaciones del futuro.

Según Díaz-Canel, la norma no construye un modelo familiar ni es para diseñar un tipo de familia, sino que promueve el respeto a los derechos de todas las personas, como se refleja en la Constitución, y lo consideró un digno homenaje a Vilma Espín, incansable luchadora por la justicia social y el mejoramiento humano.

Este Código deviene en libro de cabecera para los educadores, especialmente los maestros primarios que acompañan la formación de los niños, hombres y mujeres del mañana, es un Código de amor y de paz, y el pueblo debería darle el sí, comentó.

Durante su intervención el jefe de Estado también se refirió a las relaciones internacionales y a la ofensiva estadounidense que conduce a un clima de tensión y conflicto, mientras, dijo que muchos en el mundo admiran a la Revolución, su resistencia y obra humanista y rechazan la política inmoral de ese gobierno contra Cuba.

Estados Unidos actúa con deshonestidad cuando alega que el bloqueo (económico, comercial y financiero) se debe a su preocupación por el pueblo cubano, y las naciones tienen cada vez más clara la complicidad de esa administración en los crímenes más atroces en el hemisferio, apuntó Díaz-Canel.

Respecto a las exclusiones en la fracasada IX Cumbre de las Américas, celebrada en Los Ángeles en junio último, apuntó que esa cita demostró el aislamiento de la política estadounidense, pues el reclamo contra el bloqueo prevaleció.

2207-Diaz-canel-asamblea-cuba3.jpg

Recordó que también sesionó la Cumbre de los Pueblos, evento paralelo de representación popular en el que sus participantes reclamaron derechos y defendieron la paz.

El presidente cubano rechazó que el Departamento de Estado de Estados Unidos insista en incluir a Cuba como estado patrocinador del terrorismo, cuando no hay evidencias creíbles contra tal calumnia.

Explicó que desde 2019 las medidas de reforzamiento del expresidente Donald Trump llevaron la guerra económica a un nivel más agresivo, con impacto en la vida de los cubanos y contra los esfuerzos por impulsar el desarrollo de la nación.

No cesan tampoco los intentos de subversión, aplican fórmulas de guerra no convencional, tal cual ocurrió cuando el gobierno norteamericano intentó forzar una situación de desequilibrio en julio y fracasó, como mismo lo hizo en 2021, afirmó.

El presidente subrayó que el bloqueo norteamericano va a durar y la solución a los problemas económicos del país hay que encontrarla con esfuerzo y creatividad; es un reto inmediato y a largo plazo, acotó, aunque no descartó la posibilidad eventual de un mejor entendimiento con Estados Unidos.

Cuba está dispuesta a dialogar sin menoscabo de su soberanía, convencida de que a pesar de las diferencias hay intereses mutuos, expresó.

No renunciamos a la construcción socialista, que es humanista y nos inspira a una sociedad mejor con desarrollo económico pero con igualdad social, aunque aún falta mucho por hacer, manifestó.

Díaz-Canel significó que la economía cubana transita por un escenario complejo, afectada por el recrudecimiento del bloqueo de Estados Unidos, la crisis económica internacional, el encarecimiento de precios del combustible, los alimentos, medicamentos e insumos imprescindibles que deben ser importados.

Destacó que el Producto Interno Bruto en 2021 alcanzó un ligero crecimiento, deteniendo su caída; no obstante, los resultados son inferiores a los de antes de la pandemia, y con los bajos niveles de divisas del país se hace lo posible para garantizar servicios básicos a la población y la atención a personas en situación de vulnerabilidad.

2207-Diaz-canel-asamblea-cuba2.jpg

El mandatario reconoció que la inflación y el mercado informal de divisas afectan la capacidad de compra, por lo cual se elaboraron medidas orientadas a dinamizar el mercado interno a partir de la captación de divisas, la reactivación de la producción nacional y el incremento de las exportaciones.

Puntualizó que las disposiciones recién anunciadas tributarán a ordenar el mercado cambiario, disponer de recursos hoy insuficientes, y sostener y ampliar los programas sociales.

El presidente reiteró la voluntad de cumplir los compromisos con los acreedores y les agradeció por su confianza, asimismo advirtió que para la efectividad de las medidas hay que reducir el déficit presupuestario, alcanzar mayor eficiencia, precios adecuados, control efectivo, ingreso de divisas y aumento de las exportaciones.

Díaz-Canel remarcó que hay un programa para evaluarlas e implementarlas con justicia y equidad social.

En relación con la contingencia energética que enfrenta Cuba, aclaró que todavía quedan días difíciles por delante, en los que junto al reconocimiento al esfuerzo no pueden faltar la información útil y oportuna a las personas, y el ahorro solidario y responsable por la población.

Afirmó que se trabaja sin descanso contra cada dificultad, tanto en la batalla contra la COVID-19 como para evitar una epidemia de dengue, al igual que ante el déficit de combustibles, en el mejoramiento del sistema electroenergético nacional, por recuperar la zafra, construir las viviendas para los afectados por el accidente del hotel Saratoga, apoyar la transformación de los barrios y garantizar un verano con opciones para el disfrute de todos.

El jefe de Estado detalló también que se trabaja en asuntos puntuales con vistas al adelanto de la mujer, contra la discriminacion racial, en políticas de juventud, bienestar animal, descolonización cultural y el enfrentamiento continuo a la agresión de Estados Unidos.

Llamó a incrementar el vínculo con los barrios, núcleo duro de la resistencia del país, y donde se acumulan los mayores problemas.

En pocos días celebramos el aniversario 69 de los asaltos a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes (26 de julio, Día de la Rebeldía Nacional), festejo que nos debemos por tanto esfuerzo, heroísmo, y creatividad; nuestro deber es hacer que la Revolución avance y evitar que se equivoque, esperamos que todos nos acompañen a pelear hasta la victoria siempre, concluyó.

Tomado de ACN

Compartir en:

Deja un comentario