ALBA-TCP condena medidas coercitivas de EEUU contra Nicaragua

ALBA-TCP condena las nuevas sanciones de EE.UU. contra Nicaragua y denuncia que estas medidas coercitivas buscan alterar la estabilidad del país centroamericano.

A través de un comunicado emitido el domingo en su cuenta en Twitter, el bloque regional rechazó las sanciones que el Departamento del Tesoro de EE.UU. impuso el 15 de julio a otros 23 jueces y fiscales nicaragüenses acusándolos, sin prueba alguna, de estar involucrados en actos de corrupción u otros delitos referidos en la llamada Ley de Compromiso Mejorado del Triángulo Norte, conocida como Lista Engel.

La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América-Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP) consideró las sanciones estadounidenses como una agresión contra el pueblo y el Gobierno del país centroamericano, las cuales se suman a otros embargos “ilegales e ilegítimos” que la Casa Blanca ha impuesto a Nicaragua.

En este contexto, instó a la comunidad internacional a denunciar las medidas unilaterales de Estados Unidos argumentando que “violan los principios fundamentales de la Carta de las Naciones Unidas”.

Las personas relacionadas en la llamada Lista Engel no pueden adquirir el visado de Estados Unidos y en caso de tener una visa vigente será revocada inmediatamente y cualquier otro visado o entrada válido será cancelada.

Venezuela: Medidas coercitivas de EEUU atacan soberanía de los países

Desde Venezuela, el canciller Carlos Faría también ratificó la solidaridad del país bolivariano con el pueblo y el Gobierno de Nicaragua y consideró las medidas coercitivas de EE.UU. como un ataque a la soberanía e independencia de las naciones. “Todo nuestro apoyo al Gobierno y al pueblo nicaragüense, quienes se niegan a obedecer las órdenes imperiales”, tuiteó.

Nicaragua, conocida por su postura antihegemónica y antimperialista, ha sido objeto de injerencias y de un régimen duro de sanciones por parte de Estados Unidos. 

En noviembre de 2021, el presidente norteamericano, Joe Biden, promulgó la llamada ley “Renacer”, aprobada por el Congreso de EE.UU., que avala aumentar las sanciones al Gobierno del presidente nicaragüense Daniel Ortega, por la supuesta represión de los opositores.

Las autoridades nicaragüenses rechazan las acusaciones de EE.UU. en su contra y recalcan que la oposición trata de ejercer “terrorismo golpista”, con el apoyo financiero de Estados Unidos para incitar a la inestabilidad en el país y sacar del poder a Ortega.

Tomado de HispanTV

Compartir en:

Deja un comentario