Los mejores consejos para germinar semillas

¿Todavía sigues mirando el contenedor esperando la primera plántula? Te recomendamos seguir leyendo y conocer los mejores consejos para germinar semillas.

Cultivar plantas es una experiencia divertida y gratificante. Es una actividad interesante donde mantienes la mente ocupada y aprendes varias cosas sobre jardinería.

Sin embargo, incluso si solo lo haces para pasar el tiempo en casa, cuando la semilla no germina, puede resultar desesperante o frustrante. Seguramente te preguntas qué hiciste mal.

Son muchos los factores que afectan la germinación de una semilla: desde la temperatura, hasta el método. Queremos ayudarte, y por eso estos trucos para germinar semillas te serán de utilidad. Especialmente si quieres aprender a cómo germinar semillas de marihuana para tu consumo personal o negocio.

Los mejores consejos para germinar semillas

Organízate

La jardinería, como cualquier actividad, requiere planificación, organización y seguimiento. No empieces a ciegas. Mantén un registro de las semillas, las herramientas, el contenedor, el método para germinar y el tiempo para ver resultados. Incluso, un calendario o programa de cultivo es buena alternativa. Recuerda señalar la época del año –no todas las semillas germinan igual–, la cantidad de semillas, temperatura y humedad adecuada, así como el fertilizante.

como germinar semillas

Escoge bien las semillas

El éxito o fracaso depende de la calidad de las semillas. Si compras semillas deficientes, que han pasado por métodos poco confiables, o han sido alterados genéticamente, difícilmente verás resultados. Simplemente no germinarán. En cambio, si verificas la procedencia de las semillas, el proveedor, las características, manipulaciones –de haber– y tipo, te será más fácil determinar la tasa de germinación.

Contenedor, ¿cuál usar?

Luego que tienes las semillas, el contenedor es el segundo elemento más importante. Si escoges un contenedor no acorde a las necesidades de estas semillas, por más que lo desees y trabajes para ello, no germinarán.

Los contenedores recomendados para las semillas son los de plástico, ya que son capaces de retener la humedad en su interior, que es algo que las semillas necesitan. Asimismo, es preferible que sea ancho y poco profundo, tanto para cultivar más, como para que reciban los factores que inducen a la germinación, ejemplo la luz del sol y el oxígeno.

Cuando distribuyas la mezcla por todo el contenedor, presiona hacia abajo para que no queden bolsas de aire en el fondo del recipiente. En cuanto a la posición, las semillas que sean más pequeñas, necesitarán más ayuda para recibir sol y oxígeno, por lo que debes colocarla en la parte de arriba.

Lugar del contenedor

Si estás cultivando con contenedor, recuerda seleccionar un lugar con las condiciones adecuadas. Por ejemplo, si hace frío, no dejar en el exterior ni en la ventana. Tampoco las encierres, ya que para germinar deben respirar adecuadamente. ¿Cuál es el mejor sitio? Uno por donde no atraviesen las corrientes de aire, la temperatura y humedad sean estables y reciban los rayos del sol.

Para la temperatura, colocarlas sobre los aparatos que emitan calor. Ejemplo, el refrigerador. También puedes usar una estera térmica o calentador de agua. Si la entrada de luz no es suficiente, la iluminación artificial programada entre 12 y 16 horas será suficiente.

No esparcir demasiadas semillas

Un error que cometen novatos, y no tan novados, en jardinería es esparcir las semillas de manera aleatoria sin dejar el espacio suficiente para que echen raíces. Lo que puedes hacer para que no se entorpezcan o dañen es cavar surcos y dejar una pulgada de distancia entre semilla. Esto garantizará el crecimiento correcto.

Humedad y temperatura

La humedad y la temperatura son claves para la germinación correcta de las semillas. Si no hay humedad, mueren. Si la temperatura no es la adecuada, se calcinan o congelan. Es cuestión de equilibrio. Ni demasiada, ni poca humedad.

Un truco que te tranquilizará es humedecer el compost y después colocarlo en el contenedor. El fertilizante absorberá la humedad y luego se la transmitirá a la semilla.

aprender a cultivar semillas

En cuanto a la temperatura, no solo importan los grados ambientales, también la del suelo. Como ya recomendamos, un propagador eléctrico, o colocar el recipiente sobre una superficie caliente, como los electrodomésticos que trabajan las 24 horas, o un propagador eléctrico, te ayudarán.

Tomado de Floreshermosa

Compartir en:

Deja un comentario