Lula por cambiar historia de hambre y miseria de Brasil

Brasilia, El expresidente Luiz Inácio Lula da Silva llamó hoy a cambiar la historia de Brasil, por el bien de hijos y nietos, para acabar con la pobreza, el hambre y la miseria.

«No queremos pasar hambre, no queremos comer lo peor. Vamos a ser elegidos para cuidar del pueblo brasileño», afirmó el fundador y precandidato electoral del Partido de los Trabajadores (PT) en un acto público en el municipio paulista de Diadema.

Al lado del precandidato a vice por el PT, el exgobernador Geraldo Alckmin, del preaspirante al gobierno de Sao Paulo Fernando Haddad y del pre al Senado, Márcio França, precisó que «vamos a ser elegidos (sufragio de octubre) para hacernos cargo del pueblo brasileño».

El exdirigente obrero lamentó también el hecho de que el gigante suramericano tenga hoy 33 millones de personas pasando hambre, 105 millones en inseguridad alimentaria y haya vuelto al Mapa del Hambre, aunque sea uno de los mayores productores de alimentos del mundo.

Argumentó que la hambruna resulta de la falta de dinero, fruto del desempleo que, a su vez, sucede por irresponsabilidad de quien gobierna, en clara alusión a la administración del mandatario de tendencia ultraderechista Jair Bolsonaro.

«Ya hemos probado que el pobre tiene derecho, que el trabajador tiene derecho porque aquí ni yo ni ustedes hicimos opción para gustar de la pobreza, para gustar de la miseria. Lo que la gente quiere es acabar con la pobreza, acabar con la miseria», remarcó.

Durante su arenga en el acto del movimiento Vamos Juntos Por Brasil, Lula volvió a destacar la importancia de las políticas públicas para acabar con la violencia en las periferias de ciudades y defendió que el Estado cuide a jóvenes, muchas veces tratados como bandidos.

«Es necesario entender que la violencia que ocurre en las periferias no es la policía la que va a resolver. Es el Estado que debe estar en la periferia con la policía pública, con salud, educación, inclusive, educación a tiempo completo», reflexionó.

Ejemplificó que «si en un barrio pobre de Diadema tiene escuela, salud, área de ocio para la niñata jugar, lugar para que las personas participen de la vida cultural de su ciudad, tenga calle iluminada, asfaltada, tenga agua encanada, tratamiento de alcantarillado, no tiene por qué ser violento».

Presentes en el acto estuvieron además liderazgos de las organizaciones políticas que integran el Vamos Juntos por Brasil: PT, Socialista Brasileño, Comunista de Brasil, Socialismo y Libertad, Verde, Solidaridad y Red de Sustentabilidad.

Desde hace casi un año, el expresidente cumple un recorrido por regiones del país para conversar con el pueblo y fortalecer Vamos Juntos por Brasil, la alianza inédita de partidos progresistas que apoya a Lula-Alckmin, dúo electoral del PT.

Tomado de PL

Compartir en:

Deja un comentario