Renuncia de Johnson pone en marcha contienda por reemplazarlo

Londres, La renuncia hoy aquí del primer ministro conservador británico, Boris Johnson, dio el pistoletazo de salida a la carrera por reemplazarlo, aunque habrá que esperar a la semana próxima para conocer el cronograma de la contienda.

Según las reglas, el sustituto de Johnson será el ganador de un concurso de liderazgo que comienza con la nominación de los candidatos entre los diputados del partido gobernante, y concluirá con la votación de toda la militancia.

En una primera fase, los miembros de la bancada «tory» votan por los aspirantes, y aquellos que reciban menos del 5,0 por ciento de los votos quedarán en el camino.

Las rondas continuarán hasta dejar a pie a los dos más votados, que serán entonces sometidos al escrutinio de todos los miembros del partido a través de un sufragio postal.

En el caso del relevo de Johnson, que fue obligado a renunciar tras perder el apoyo del gabinete y de la directiva de la organización política por una cadena de escándalos, el proceso podría extenderse hasta el otoño.

La perspectiva de que el controvertido gobernante siga durante ese tiempo en el poder, aun después de dimitir, no es del agrado de la oposición ni de un gran número de sus correligionarios, que desean verlo salir cuanto antes del número 10 de la calle Downing.

Entre los nombres que se barajan para participar en la contienda por ser el nuevo primer ministro británico destacan los del ahora extitular de Salud, Sajid Javid, cuya intempestiva renuncia el martes pasado marcó el principio del fin de la carrera de Johnson.

Rishi Sunak, quien también abandonó la cartera de Hacienda pocos minutos después que Javid, es otro de los posibles contendientes, además de los todavía ministros de Defensa y Transporte, Ben Wallace y Grant Shapps, respectivamente; y la canciller Liz Truss.

Desde el otro lado del espectro político, el líder del opositor Partido Laborista, Keir Starmer, amenazó con presentar una moción de censura contra el Gobierno conservador, si permiten que el dimitente Johnson siga al frente de los destinos del país.

Los laboristas, en el interés de la nación, presentarán una moción de censura, porque esto no puede continuar, afirmó el político opositor, quien abriga la esperanza de que la crisis desemboque en unas elecciones generales que, según los sondeos, tendría grandes posibilidades de ganar.

Tomado de PL

Compartir en:

Deja un comentario