Talismán 20 años: «El mulato sigue acelera’o… pero más maduro»

Y es que 20 años, diga el tango lo que diga, es bastante camino recorrido, pero veamos lo que piensa Arnaldo Rodríguez, quien, además de créditos como instrumentista, cantante, compositor, productor musical, promotor cultural y director de orquesta, durante estas dos décadas que está celebrando su agrupación en 2022, se ha ganado epítetos entrañables como «el mulato acelera’o», «el hijo de Ceballos» o «el Talismán de Cuba»…

—¿Qué me dices entonces: veinte años no es nada?

—Pues 20 años han sido un tiempo intenso de trabajo ininterrumpido. Se han conseguido cosas maravillosas, pero no sin sacrificio, estudio y ahínco. Luego el público ha sido generoso con nuestro trabajo musical y nos ha ubicado en la popularidad, pero lo que es más importante para nosotros: nos ha regalado ese cariño que lo llena a uno de inspiración y buenas vibras.

—¿Es posible distinguir etapas dentro del trabajo de la banda?

—Sí, claro. Han sido varias etapas, yo diría que de desarrollo. En un primer momento venía muy marcado por el trabajo anterior con las muchachas de Azúcar Band. Luego fui en busca de mis propios derroteros artísticos. Y aún sigo en búsqueda de nuevas metas y etapas.

—Con el Talismán has hecho de todo un poco, incluida la banda sonora de una telenovela. ¿Qué experiencias de estas dos décadas te gustaría repetir?

—La experiencia de componer bandas sonoras para obras de teatro o audiovisuales es algo que me gustaría repetir. Para mí, como compositor, resulta muy atractivo crear textos y melodías a partir de una sinopsis. Además, tienes el tiempo para crear sin interrumpir por conciertos o presentaciones en vivo. Esa experiencia, junto a la de concebir un disco, son las que más he disfrutado y disfruto.

—Eres uno de los artistas que ha sido más atacado en redes sociales por expresar lo que piensa. Sin embargo, en esas mismas redes vemos las fotos de plazas llenas cuando el Talismán se presenta en cualquier lugar de Cuba. ¿Cómo explicas esto?

—Bueno, cuando expresas ideas, sobre todo ideas políticas, corres el riesgo de que personas de tu público, admiradores o gente que ha vivido con tus canciones, no comulguen con tus conceptos y, para algunos, quizás sea una decepción. Sin embargo, creo que, en su mayoría, mi público lo que ha hecho es confirmar la idea que tenían sobre mi persona o mi personalidad intelectual. Me atrevo a asegurar incluso que pueden existir seguidores de mi música que no coinciden con mis ideas políticas, pero me siguen admirando por la coherencia, la fidelidad, la constancia y el respeto hacia los demás. Yo nunca dije o canté cosas diferentes a las que hoy expreso. Siempre transmití lo que soy sin ambages ni disfraces. Ya lo dijo Simón Bolívar: «El traidor no es confiable en ninguno de los dos bandos. La lealtad es admirada hasta por el enemigo».

—Te diré algunas palabras para que me des respuestas rápidas relacionadas con el Talismán:

—Personas imprescindibles.

—Mis padres, la familia, los hijos.

Tres lugares.

—Ceballos, Ciego de Ávila, La Habana.

—Caribe.

—Mi música.

Fusión.

—Mezcla de géneros y estilos artísticos que bien cohesionados, resultan en conceptos íntegros y compactos.

Cuba.

—Identidad, patria, amor.

Y por último, Arnaldo, confiesa: veinte años después, ¿el mulato sigue acelera’o?

—El mulato sigue acelera’o… pero más maduro. Con la misma intensidad para luchar por los sueños, por seguir creando música y promoviendo arte. En fin: con la misma velocidad del comienzo.

Tomado de Cubasi

Compartir en:

Deja un comentario