Putin y Shoigú hacen balance de la operación especial tras la liberación de la República de Lugansk

Las unidades del Distrito Militar Central que participaron en la liberación de la ciudad de Lisichansk pueden tomar un merecido descanso e incrementar sus fuerzas operativas, ordenó el presidente ruso, Vladímir Putin. No obstante, las unidades de los Distritos Militares de Oeste y Este seguirán las operaciones asignadas según lo planeado.

Durante su encuentro con el titular de Defensa, Serguéi Shoigú, el presidente ruso felicitó a los militares de Rusia y Lugansk por la liberación de todo el territorio de la República Popular de Lugansk. Además, prometió recompensar a todos los militares que se distinguieron en esta operación.

“Les felicitó y agradezco a todos y les deseo nuevos éxitos”, dijo Putin en una reunión con el ministro de Defensa, Serguéi Shoigú.

El presidente señaló que está al tanto de que los combatientes de la RPL “pelearon profesionalmente, mostrando coraje y heroísmo al defender el suelo patrio”. Putin propuso a Shoigú condecorar a los militares que se distinguieron en la operación militar especial en Ucrania.

“Le pido elaborar la lista de todos los militares que se destacaron en la operación especial”, dijo el mandatario dirigiéndose al ministro de Defensa.

El Ministerio de Defensa ruso comunicó anteriormente que Shoigú informó a Putin, presidente y comandante en jefe de las Fuerzas Armadas rusas, de la liberación completa de la RPL, en el este de Ucrania. En total, fueron liberados al 3 de julio territorios con una extensión total de 182 kilómetros cuadrados.

La operación militar especial para liberar definitivamente el territorio de Lugansk comenzó el 19 de junio y terminó el 3 de julio, resumió Shoigú a tiempo de destacar que fue llevado a cabo por las unidades del Distrito Militar Central bajo el mando del coronel general Alexandr Lapin y el Segundo Cuerpo de la Milicia Popular de Lugansk con el apoyo de las unidades del Distrito Militar Sur, comandado por el general del Ejército, Serguéi Surovikin.

Pérdidas de Ucrania en los combates

El ministro de Defensa también comunicó a Putin que durante su reculada las fuerzas ucranianas abandonaron en la ciudad de Lisichansk, en Donbás, 39 tanques y otros blindados.

“El enemigo abandonó en el campo de batalla 39 tanques y otros vehículos blindados, así como 11 piezas de artillería y morteros, 48 sistemas antitanque Javelin y NLAW, 18 sistemas Stinger y tres drones”, detalló Shoigú.

Refiriéndose a las bajas entre los militares ucranianos durante las dos últimas semanas, el ministro dijo que alcanzaron las 5.469 personas.

“Las bajas del Ejército ucraniano se situaron en 5.469 personas, de ellas 2.218 son bajas irreparables y 3.251, bajas sanitarias”, precisó el titular de Defensa ruso.

Rusia anunció el 24 de febrero pasado una operación militar especial en Ucrania alegando que las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, previamente reconocidas por Moscú como Estados soberanos, necesitan ayuda frente al genocidio por parte de Kiev.

Uno de los objetivos fundamentales de esa ofensiva, según el presidente Vladímir Putin, es “la desmilitarización y la desnazificación” de Ucrania.

A finales de marzo pasado, el Ministerio de Defensa ruso dio por cumplidos los objetivos de la primera fase de la operación, que era mermar la capacidad bélica de Ucrania, y dijo que se enfocaría en adelante en “la liberación del Donbás”.

Tomado de Sputnik

Compartir en:

Deja un comentario