Una convocatoria donde primó el amor

La Habana.- Como una reunión de trabajo pero también llena de simbolismo, calificó el Presidente Miguel Díaz-Canel el encuentro en el Palacio de la Revolución, con una representación de afiliados de la ACLIFIM, la ANSOC y la ANCI, asociaciones que agrupan a más de 143 mil personas con situación de discapacidad, continuidad del diálogo con grupos y sectores, y una práctica sistemática en el ejercicio de Gobierno en el país.

“Por aquí está Fidel. Están ustedes aquí en el Palacio de la Revolución, en el Palacio del pueblo, en el Palacio que también se ha convertido en el Palacio de las Ciencias”, dijo el mandatario de nuestro país.

Subrayó que “si alguien pensó en ustedes y abrió las puertas para llevar la conciencia de todo lo que se podía hacer en función a la atención a los discapacitados, e impulsar su emancipación, ese fue Fidel”, acotó.

Ha sido una reunión muy esperada, comentó el miembro del Secretariado del Comité Central del Partido, Joel Queipo Ruiz, previo al inicio del intercambio. Le acompañaron igualmente representantes de ministerios y organismos con vínculo con estos sectores.

Cuba respalda por acuerdo gubernamental las politicas y estrategias de atención a las personas con discapacidad, que se implementan con la participación de alrededor de 17 organismos a todos los niveles.

Fue un diálogo emocionante y honesto, mirando hacia lo que puede faltar pero sin desconocer que en una situación compleja, encuentros como este, con nuestro presidente, permiten poder avanzar con las reservas organizativas y de participación que tenemos, según expresó la presidenta Nacional de la ACLIFIM, Mabel Ballesteros.

Emocionada, Julia Granda se mostró muy orgullosa por el encuentro con su presidente “creo que es el único país del mundo en que las personas con discapacidad tienen acceso a su presidente para mostrar sus sugerencias”, advertió.


Sensibilidad, inclusión, accesibilidad, medios de apoyo… cada término alcanzó un significado especial durante las intervenciones realizadas. Se habló también se eliminar brechas que hoy constituyen insatisfacciones porque pueden vulnerar derechos, dentro de una Revolución que ha sido y es, ante todo, una gran obra de justicia social.

El presidente cubano se refirió al impacto del período de aislamiento durante la COVID-19 en las personas con alguna discapacidad, consideró que el diálogo identificó elementos que debemos mejorar, y hacia donde tenemos que avanzar para su solución.

Por eso el Jefe de Estado propuso disminuir algunas brechas, entre ellas, el potenciar un mayor acceso al empleo de las personas en situación de discapacidad, impulsar mayor participación de estas en proyectos de Desarrollo Local en la comunidad e igualmente insertar a representantes de las distintas asociaciones en la construcción de estrategias y políticas públicas para que están nazcan con la mayor robustez posible y atemperadas a todas las necesidades.

Igualmente estableció prioridades que están en el camino de reintegrar todos los sistemas y procedimientos establecidos previo al combate frente la pandemia, y sacar las correspondientes enseñanzas de lo vivido en ese período.

Una convocatoria donde primó el amor

Asimismo, el Jefe de Estado llamó a implementar prácticas más inclusivas para los grupos en situación de discapacidad, donde prime la participación.

Finalmente, Miguel Díaz-Canel agradeció la honestidad que caracterizó el diálogo con representantes de la ACLIFIM, la ANSOC y la ANCI, y recibió en nombre de los participantes, un hermoso cuadro que simboliza que, con la voluntad, siempre se puede avanzar y vencer obstáculos. 

Tomado de Radio Rebelde

Compartir en:

Deja un comentario