Rusia descarta daños por la decisión de Zelenski de romper acuerdos de seguridad nuclear

MOSCÚ — El Ministerio de Exteriores de Rusia desestimó posibles perjuicios por la decisión de Volodímir Zelenski de romper los acuerdos con Ucrania en materia de seguridad nuclear.

“No vemos ningún daño real para Rusia por la salida de Ucrania de los acuerdos mencionados ya que no funcionaban desde hace tiempo y no por iniciativa nuestra”, dijo la portavoz de la Cancillería, María Zajárova.

El 28 de junio la Inspección Estatal de Regulación Nuclear de Ucrania anunció que cesaban los acuerdos con Rusia en materia de seguridad nuclear, suscritos en 1996 y 2002.

En su comparecencia ante la prensa, Zajárova recalcó que la mencionada institución ucraniana no es miembro de ninguna organización internacional.

Por otro lado, la funcionaria acusó al régimen de Zelenski de seguir su política destructiva de romper todos los lazos con Rusia y erosionar el cimiento legal de las relaciones bilaterales.

“La culpa de todo ello recae enteramente en Kiev y sus valedores de Occidente”, apostilló.

Ucrania posee actualmente cinco centrales nucleares, cuatro de ellas activas y la averiada planta de Chernóbil, en la frontera con Bielorrusia.

Ucrania en la UE, ¿una herramienta para contener a Rusia?

El otorgamiento a Ucrania del estatus de candidato a la UE es un nuevo método para contener a Rusia, destacó Zajárova.

“De hecho es otro ejemplo de las acciones de regímenes occidentales para apropiarse del territorio de Ucrania y utilizarla como una herramienta para contener a Rusia”, dijo.

Señaló que el Occidente sigue “exacerbando la situación” y ralentizando la operación especial rusa tanto por medio de la ayuda militar como por el apoyo político que presta a Kiev.

El 23 de junio los líderes europeos acordaron en la cumbre de la Unión Europea otorgar a Ucrania y Moldavia el estatus de candidato a adherirse al bloque comunitario. El estatus de país candidato es el primer paso para el proceso de adhesión, que puede prolongarse por más de una década.

Turquía recibió ese estatus en 1999, Macedonia del Norte en 2005, Montenegro en 2010, Serbia en 2012 y Albania en 2014.

El último país en ser admitido en la UE fue Croacia en 2013, tras una década de negociaciones.

Tomado de Sputnik

Compartir en:

Deja un comentario