El trabajo social: vínculo  con el pueblo y su sentir

Con la llegada del nuevo milenio, el líder de la Revolución Cubana, promovió la creación de un plan de formación emergente de profesionales como trabajadores sociales.

La etapa fue necesaria para estos jóvenes llamados abanderados de una  voluntad humanista del gobierno por llegar a sus hijos con problemas sociales y solucionarlos a favor del bien común.

Al evocar su formación como trabajador social, Héctor Moreno, rememoró aquel momento cuando el propio Fidel Castro entregara el diploma de graduado a un grupo de cubanos, y el llamado que hiciera a los egresados. De ahí su compromiso con las tareas del gobierno local y en las comunidades donde están las familias necesarias a veces de orientación o de alguna gestión para mejorar sus condiciones.

Este trabajador social labora en el Consejo Popular 26 de Julio, allí rinde cuenta de su gestión ante esta estructura a la que está vinculado. El participa en las reuniones de prevención y del propio Consejo, así como en programas relacionados con las personas en condiciones de vulnerabilidad, también en la materialización la política de demografía que benéfica a madres con varios hijos que se les apoya.

Además de su trabajo también apoya el accionar en la comunidad la caoba, donde se accionó por parte de varias entidades y ha mejorado la vida de sus residentes.

Trabajadores sociales, un proyecto de Fidel muy necesario en Cuba, retoma nuevos aires en la Isla de la Juventud. Y en Héctor Moreno, uno de sus soldados sabrá llevar las ideas de su creador, el líder de la Revolución.

Compartir en:

Deja un comentario