13 posibles causas del hormigueo en el cuerpo

El hormigueo en el cuerpo es un síntoma incómodo con múltiples causas. Por fortuna, tan solo dura unos pocos minutos en la mayoría de los casos.

La sensación de hormigueo en el cuerpo es un síntoma que se conoce como parestesia y puede tener una gran cantidad de causas. Es más común en los brazos y las piernas, aunque puede aparecer en cualquier parte del organismo. Descubre más sobre su origen a continuación.

En términos generales, la parestesia puede aparecer tanto por problemas con los vasos sanguíneos como con el sistema nervioso. En el primer caso es por un aporte inadecuado de oxígeno al tejido, mientras que en el segundo se debe al envío incorrecto de estímulos.

Por fortuna, las causas del hormigueo en el cuerpo tienen un origen benigno en la mayoría de las ocasiones. No obstante, también puede deberse a afecciones más serias que requieren atención médica inmediata.

1. Mala posición del cuerpo

Esta es la causa más común de parestesia. Aparece cuando alguna parte del cuerpo se encuentra en una posición anormal durante un tiempo prolongado; sobre todo cuando se le coloca algún peso encima.

El peso sobre una extremidad puede comprimir los vasos sanguíneos y los nervios de la zona, originando el hormigueo. El hecho de estar sentado mucho tiempo con las piernas cruzadas o acostarse sobre uno de los brazos pueden ser los factores desencadenantes.

Prevenir la aparición de la sensación anormal es muy sencillo, siendo la principal recomendación moverse y hacer estiramientos constantes.

El hormigueo en el cuerpo también puede aparecer durante los viajes largos. En este caso, se recomienda cambiar la posición de las piernas y levantarse a dar unos pasos siempre que sea posible.

Una hernia discal es una afección de los discos cartilaginosos que se encuentran entre cada una de las vértebras. En esta patología, el centro gelatinoso de los discos protruye a través de una debilidad en el anillo fibroso que lo rodea. Dicha protrusión puede comprimir los nervios cercanos, generando síntomas variados.

Las hernias discales aparecen con mayor frecuencia en la zona lumbar, por lo que los síntomas son más comunes en las piernas. Además del hormigueo en el cuerpo, las personas presentan debilidad muscular y dolor en el miembro afectado.

Los síntomas de la hernia discal desaparecen o mejoran luego del tratamiento con antiinflamatorios o cirugía. De hecho, una publicación de European Spine Journal demostró que el hormigueo y el dolor disminuyen progresivamente después de iniciar la terapéutica.

Hernia discal causa hormigueo en el cuerpo.
Las hernias discales pueden ser severas. Según su grado, son capaces hasta de causar impedimentos para movilizarse.

3. Diabetes mellitus

Por muy extraño que parezca, otra de las posibles causas del hormigueo en el cuerpo podría ser la diabetes mellitus mal controlada. Es necesario recordar que se trata de una enfermedad crónica que afecta a los vasos sanguíneos y los nervios de las extremidades.

De esta manera, la diabetes reduce el aporte de sangre a múltiples regiones del cuerpo y altera su sensibilidad. Las zonas más afectadas por la parestesia son las manos y los pies, pudiendo llegar al pie diabético.

Si bien no existe una medida 100 % eficaz para evitar estas complicaciones, lo ideal es mantener la glucemia en cifras normales. Además, caminar 30 minutos diarios es una buena opción para mejorar la circulación en las piernas.

4. Síndrome del túnel carpiano

Esta es una afección neurológica en la que existe la compresión del nervio mediano en su paso por el retináculo flexor de la muñeca. Estudios demuestran que los principales síntomas incluyen dolor y hormigueo en la cara palmar del pulgar, el índice y el medio de la mano afectada.

Los síntomas pueden aparecer en cualquier momento del día, pero son más comunes en la noche. Las personas más propensas a sufrir esta patología son aquellas que realizan movimientos constantes en la muñeca, como las secretarias y las costureras.

El uso de muñequeras y antiinflamatorios ayuda a disminuir los síntomas de la afección en la mayoría de los casos. Sin embargo, la fisioterapia y la cirugía pueden ser necesarias cuando los cuadros clínicos son más graves.

5. Accidente cerebrovascular (ACV)

Los ACVs ocurren cuando existen problemas en los vasos sanguíneos cerebrales, lo que disminuye el aporte de sangre y oxígeno a una zona específica. Este hecho puede generar una gran cantidad de síntomas diferentes, dentro de los que destacan en hormigueo en el cuerpo, la debilidad muscular y la parálisis.

Se trata de una patología bastante grave y potencialmente mortal, por lo que se deberá buscar atención profesional inmediata. Solo el personal médico se encuentra capacitado para dar un diagnóstico adecuado e iniciar el tratamiento oportuno.


Quizás te podría interesar Accidente cerebrovascular en niños


6. Falta de vitaminas y hormigueo en el cuerpo

Otra de las causas de la presencia de hormigueo en el cuerpo es la deficiencia del algunas vitaminas del complejo B. La vitaminas B1, B6, B12 y E participan en la formación de la mielina que recubre a los nervios, por lo que su déficit puede afectar su correcto funcionamiento.

En este sentido, es posible que se produzcan alteraciones en los nervios de las manos y los pies que causen hormigueos y otros síntomas. Por su parte, algunas investigaciones demuestran que dosis elevadas de vitamina B disminuyen los síntomas de algunas neuropatías, incluida la parestesia.

Para evitar la falta de vitaminas y minerales, lo ideal es mantener una dieta sana y balanceada. La ingesta de leche, yogur, frutas y vegetales garantizará un aporte adecuado de los nutrientes necesarios.

7. Esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple es una enfermedad autoinmune en la que el organismo ataca la mielina del sistema nervioso central y periférico. Se trata de una de las causas más graves del hormigueo en el cuerpo, ya que puede generar alteraciones permanentes.

Además de la parestesia, la afección se manifiesta con múltiples síntomas:

  • Cansancio excesivo.
  • Movimientos involuntarios.
  • Alteraciones de la memoria.

Es necesario mantener un control médico adecuado para enlentecer la progresión de la enfermedad y controlar los síntomas.

El tratamiento de la esclerosis múltiple se basa en la ingesta de corticoides, relajantes musculares y otros medicamentos indicados por el especialista. La fisioterapia también es de gran utilidad en varios pacientes.

8. Ansiedad y estrés

Las alteraciones psicológicas tienen la capacidad de generar cambios físicas como parte del proceso de somatización. En este sentido, una crisis de ansiedad es una de las causas frecuentes de hormigueo en el cuerpo. El entumecimiento es más común en la cara, los brazos, las manos y la lengua.

Las crisis de ansiedad suelen acompañarse de otros síntomas, aparte de la parestesia, como sudoración, palpitaciones y falta de aire. Además, la principal característica es que el hormigueo suele ser bilateral, es decir, afecta ambos lados del cuerpo.

Para reducir la duración del hormigueo, lo más recomendable es apartarse a un lugar tranquilo, respirar de forma pausada y concentrarse en la respiración. Las técnicas de relajación, como el yoga, también son de utilidad para manejar el estrés.

9. Síndrome de Guillain-Barré

Este cuadro es una rara enfermedad que cursa con hormigueo y debilidad muscular en los miembros inferiores; es progresiva y ascendente hasta afectar todo el cuerpo. El síndrome de Guillain-Barré se caracteriza por la inflamación de los nervios periféricos, lo que genera las manifestaciones.

La enfermedad puede aparecer posterior a ciertas patologías infecciosas, como el zika y algunas patologías respiratorias virales. De hecho, estudios recientes han relacionado al síndrome con la infección por SARS-CoV-2 y con su vacuna.

Se trata de una de las causas de hormigueo en el cuerpo que pueden resultar mortales. Esto se debe a que la parálisis puede continuar ascendiendo y afectar los músculos respiratorios. En este sentido, resulta importante buscar asistencia médica lo antes posible.

10. Algunos fármacos

Todos los medicamentos comercializados en la actualidad tienen la capacidad de generar efectos adversos en las personas. Por desgracia, algunas de estas reacciones suelen ser más graves e incapacitantes que otras.

En este sentido, el metronidazol, los antirretrovirales y los quimioterápicos tienen la capacidad de generar hormigueo en algunas partes del cuerpo. El hormigueo puede ser tan intenso, que limita las actividades diarias.

Bajo ninguna circunstancia se deberá dejar de consumir un medicamento sin consultarlo con el especialista. Lo ideal es preguntarle al médico tratante alguna alternativa o consejos para disminuir los efectos adversos.

11. Migrañas como causas de hormigueo en el cuerpo

La migraña es una afección muy común. Algunas personas son capaces de sentir algunos síntomas inespecíficos antes de presentar una crisis; se conocen como auras. Las auras pueden ser muy variadas y van desde alteraciones visuales hasta la sensación de hormigueo en las piernas y los brazos.

En estos casos, el hormigueo en el cuerpo suele durar tan solo unos minutos antes de la aparición del dolor de cabeza. El tratamiento de la migraña es complejo y se basa en evitar los desencadenantes y en el consumo de ciertos fármacos. Lo ideal será mantenerse en control con un especialista.

Migraña con hormigueo en el cuerpo.
La migraña con aura se antecede de síntomas inespecíficos, entre los que se encuentra el hormigueo.

12. Quiste sinovial

El quiste sinovial se presenta como un pequeño nódulo en la piel a nivel de las articulaciones de las manos o los pies. Este quiste puede tener un tamaño variable y comprimir los vasos y nervios adyacentes, generando así el hormigueo en los dedos.

La presencia de un quiste sinovial necesitará la evaluación por parte del personal médico, ya que muchas veces es necesaria una cirugía para eliminarlo. Por fortuna, los síntomas deberán desaparecer por sí solos al poco tiempo de retirar el quiste.

13. Mordeduras de animales

Las mordeduras de perros, gatos, arañas o serpientes pueden causar hormigueo en la zona cercana. En el caso de las víboras, se debe considerar la inociulación del veneno. Por su parte, las picaduras de abejas y avispas también tienen esta capacidad.

Lo ideal es lavar la herida, vendar y tratar de identificar al animal responsable para saber si es venenoso o no. Además, se debe acudir al médico en caso de que la mordedura sea extensa. También es necesario estar atentos a la presencia de signos de infección o de rabia, como fiebre, ardor, hinchazón y temblores.

Un síntoma como muchas causas diferentes

La parestecia o el hormigueo en alguna parte del cuerpo puede tener una gran cantidad de causas diferentes. En este sentido, se trata de un síntoma muy general que no resulta patognomónico de ninguna enfermedad.

No obstante, se trata de una alteración que no debe pasar desapercibida, ya que puede indicar que existe una alteración neurológica o cardiovascular. De esta manera, lo ideal siempre será consultar con el especialista en caso de presentar cualquier duda.

Tomado de Mejor con Salud

Compartir en:

Deja un comentario