Rusia advierte sobre alejamiento de Kiev de sus pasos en Estambul

Mosc, Rusia alert que la nueva propuesta de acuerdo de paz presentada esta semana por Kiev se aleja de las disposiciones clave establecidas por ambos pases en la reunin de Estambul del pasado 29 de marzo.

Segn el canciller ruso, Sergui Lavrov, el nuevo documento refleja de manera clara un distanciamiento de los puntos ms importantes de la negociacin en esa ciudad turca, refrendados con su firma por el jefe de la delegacin del Gobierno ucraniano.

No obstante, subray que Mosc se mantendr en el proceso de negociacin con las mismas posiciones y los requisitos expuestos desde el comienzo del dilogo, a pesar de todas las provocaciones.

El ministro ruso de Asuntos Exteriores dijo que su pas no descarta que las autoridades ucranianas intenten imponer nuevas condiciones, pero aclar que tal escenario es inaceptable para su pas.

Es probable que en la prxima ronda la parte ucraniana pida la retirada de las tropas y acumule nuevas condiciones previas. Este plan es comprensible, pero es inaceptable, subray.

Asimismo, llam la atencin sobre la incapacidad de Kiev para negociar y denunci su poltica de retrasar, e incluso socavar las conversaciones, apartndose de los acuerdos alcanzados.

Segn el jefe de la diplomacia rusa, tales hechos evidencian que Kiev est controlado por Washington y sus aliados, que empujan al presidente ucraniano, Vladimir Zelensky, a seguir librando combates.

Mosc advirti adems sobre la negativa de las autoridades de Kiev a discutir sobre la desmilitarizacin y desnazificacin de Ucrania y subray que tal decisin no contribuir al proceso de negociacin.

A principios de esta semana, el presidente ucraniano declar que su pas continuar las negociaciones con Mosc, pero confirm que no discutir la desmilitarizacin y desnazificacin de su pas, condiciones exigidas por Rusia para el fin de las acciones militares.

Para analistas polticos, los asesinatos recientes de civiles en la ciudad ucraniana de Bucha, y las denuncias sobre la supuesta autora de los soldados rusos, contribuyeron al empantanamiento de las consultas entre las partes, aunque Mosc neg su vinculacin con los hechos.

El Ministerio de Defensa ruso consider los crmenes como una provocacin y denunci que se trataba de otra escenificacin montada para los medios de comunicacin, como ocurri en Maripol con la maternidad, as como en otras ciudades.

Por su parte, el canciller ruso calific el hecho de falso ataque con el que Ucrania y Occidente intentaron demonizar al Ejrcito ruso y dinamitar el dilogo entre ambos pases.

En su opinin, cada vez que en las negociaciones entre Mosc y Kiev hay un motivo para esperar algn progreso, aunque sea modesto, surgen circunstancias que las bloquean.

Tomado de PL

Compartir en:

Deja un comentario