Los ros de fuego azul del volcn Kawah Ijen son veneno para los mineros locales

La caldera del volcn Kawah Ijen expulsa gases con azufre 300C, que se mezclan con la laguna que habita en su crter. As, crea la ilusin de eruptar ros de lava azul.

Una de las preocupaciones principales a las que se enfrentan las familias de los trabajadores que van al Kawah Ijen es qu tan txicos son los elementos que emanan de l. Sobre la piel y al interior de los pulmones, los ros de lava azul que se descienden del crter son de cido. Como uno de los volcanes activos ms poderosos de Indonesia, se ha convertido en una mina de azufre puro.

A pesar de su belleza azul iridiscente, el lago que est en la cima del volcn est compuesto de cido sulfrico. La sustancia corroe no slo la piel humana, sino metales de alta resistencia. An as, explica Gyln Williams-Jones, doctor en vulcanologa de Simon Fraser University, parece una alberca que te invita a aventarte.

Ros de fuego azul

Kawah Ijen
Francois LOCHON/Gamma-Rapho via Getty Images

Quienes visiten el Kawah Ijen no deben de dejarse engaar por el carcter aparentemente apacible de la laguna al interior del crter. A pesar de su esplendor turquesa, los vapores que emergen del volcn estn cargados de azufre. Con temperaturas que se elevan hasta los 300C, explica Williams-Jones, la laguna en la cima de la montaa se impregnan de los elementos que componen a los gases. Los mineros indonesios, a su vez, conviven con estas condiciones hostiles.

Cada volcn tiene su propia personalidad, explica el vulcanlogo canadiense. Junto con la BBC, realiz una expedicin al Kawah Ijen, y sabe que exponerse al cido sulfrico no es cualquier cosa. Con un kilmetro de dimetro aproximadamente, se ha convertido en una fuente de ingresos considerable para las personas que habitan en los alrededores.

Kawah Ijen
Fabian Muir / Future Publishing via Getty Images

Aunque se elevan a estas temperaturas extremas, en realidad no es fuego el que se enciende durante las noches. Al reaccionar con el oxgeno en la atmsfera, los gases del volcn producen la ilusin de crear ros de lava azul. Mientras en el da se elevan los vapores de azufre al cielo, en la noche parece que en la caldera se cuecen rayos y luces nrdicas.

Al da, aproximadamente, los mineros extraen hasta 90 kilos de azufre. El material se utiliza despus para producir medicinas y azcares, por lo que en s mismo, es un elemento valioso para las farmacuticas y laboratorios trasnacionales que ah lo adquieren. Sin embargo, la exposicin constante a estos gases les cobra facturas altas incluso si no suben varias veces al da hasta el crter.

Te sugerimos: As recorri el planeta la onda de choque de la erupcin del volcn de Tonga

Problemas respiratorios

Kawah Ijen
Oscar Espinosa / SOPA Images / LightRocket via Getty Images

Despus de algunas jornadas de estar en contacto con los gases que emite el Kawah Ijen, los mineros empiezan a experimentar problemas respiratorios. En algunos casos, si no logran protegerse adecuadamente, regresan a casa con graves quemaduras en la piel. El ardor en los ojos y en las otras mucosas del cuerpo se convierte en una molestia de todos los das.

Incluso con casos, caretas y guantes, las gotas de cido sulfrico se introducen al organismo. Los estragos son difcilmente sorteables al largo plazo, ya que los trabajadores slo perciben de 4 a 5 euros por jornada, explica Williams-Jones. Mientras los mineros extraen el azufre slido del crter, los bomberos tratan de extinguir las llamas del volcn, que pueden quemarlos severamente.

Kawah ijen
Patrick ROBERT / Corbis via Getty Images

Aunque el Kawah Ijen es una fuente gruesa de azufre para Indonesia, su crter no es el nico que lo produce. Por el contrario, pertenece a una red de 143 estratovolcanes activos, situados en laprovincia de Java Oriental, documenta National Geographic Espaa. En ningn otro, sin embargo, la minera se practica a esa escala.

Entre el olor ptrido del cido gaseoso y las condiciones precarias de trabajo, los ros de fuego azul son una de las menores preocupaciones para los mineros indonesios. Por el contrario, los estragos fsicos son vitalicios y difcilmente tratables.

Tomado de National Geographic Espaa

Compartir en:

Deja un comentario