El vidriagn no es un invento de Juego de Tronos

Gracias a Juego de Tronos la obsidiana est viviendo su gran momento de fama. En la exitosa serie de HBO, es clave para derrotar a los Caminantes Blancos, los guerreros del otro lado del muro. La llamada dragonglass, vidriagn o vidrio de dragn, tiene en comn con su roca real ms cercana, la obsidiana, ser brillante y fuerte, pero esta ltima adems es capaz de revelar la historia humana de una manera que ningn otro material puede.

Samwel Tarly no es el primero en darse cuenta de que la obsidiana podra ser de mucha utilidad, nuestros ancestros evolutivos la utilizaron para la fabricacin de herramientas durante ms de un milln de aos y gracias a los atributos qumicos nicos del material, ahora los arquelogos pueden determinar el origen geogrfico de incluso piezas pequeas.

Andrew Zipkin, cientfico arqueolgico de la Universidad Estatal de Arizona, dice que saber dnde nuestros ancestros lejanos recolectaron la obsidiana permite a los investigadores hacer preguntas mucho ms amplias, como dnde viajaron los primeros humanos y por qu.

En todo el mundo, el registro prehistrico est lleno de raspadores de obsidiana, cortadores y hachas de mano de este vidrio volcnico. Los primeros fabricantes de herramientas probablemente lo eligieron por su combinacin de facilidad de tallado y obtencin de bordes tan afilados como una cuchilla.

Arthur Haines shows two primitive knives he made using primitive knapping techniques he teaches at t...

Portland Press HeraldGetty Images

El hecho de que la obsidiana sea tan quebradiza como es, es una ventaja para los cazadores, una punta de lanza de obsidiana puede hacer mucho dao porque es puntiagudo y tambin es probable que se rompa dentro del animal, dice el geoarquelogo con base en Albuquerque, M. Steven Shackley, profesor emrito de la Universidad de California en Berkeley. Agrega: Si quieres crear dao, quieres usar obsidiana.

Pese a su larga historia de uso, la obsidiana es rara en la mayora de los lugares del mundo y se necesita el tipo correcto de erupcin volcnica para crearla, dice Ellery Frahm, un cientfico arqueolgico de la Universidad de Yale.

Where Seas Die And Earthquakes Are Born - The Southern Tip of the San Andreas Fault

David McNewGetty Images

La lava para que se forme obsidiana debe ser muy viscosa, o pegajosa, para formar un vidrio. Se requiere una gran cantidad de slice para obtener esa lava pegajosa y durante el proceso de formacin debajo del suelo, los minerales de la roca circundante se filtran en ella, agregando diferentes elementos especficos de esa ubicacin. Cuando finalmente sale a la superficie, si lo hace lo suficientemente rpido, la lava se enfriar rpidamente y se convertir en un vidrio uniforme antes de que su mezcla qumica tenga la oportunidad de organizarse en cristales atrapando todos los elementos locales en ella dejando una traza analizable hoy en da con rayos X.

Tras las huellas de la obsidiana

A medida que los grupos de cazadores-recolectores se movan a travs de paisajes prehistricos, recogan obsidiana y dejaban escamas de la misma despus de crear o reafilar sus herramientas. De ese modo crearon mapas de sus movimientos que los arquelogos pueden seguir con mayor precisin.

En 2018 en la revista Science, Zipkin y sus colegas publicaron un tro de artculos sobre hallazgos, incluidos artefactos de obsidiana, en el sitio keniano de Olorgesailie. Las piezas de obsidiana, con ms de 300,000 aos de antigedad, provenan de mltiples zonas, algunas de ellas muy lejanas, lo que da a entender que los buscadores de obsidiana podan haber viajado ms lejos de lo que solan habitualmente por ella o haber intercambiado material con otros grupos.

Ambos escenarios sugieren que los humanos eran cognitivamente capaces de interacciones sociales complejas y planeaban expediciones a larga distancia ms de 200,000 aos antes de lo que se pensaba.

La obsidiana nos cuenta no solo caractersticas especiales de personajes de series de televisin, sino de nuestros parientes evolutivos ms cercanos.

Fuente: Discover Magazine/QUO

Compartir en:

Deja un comentario