Un Cdigo inclusivo

Una forma de filiacin asistida que incluye  el Anteproyecto del Nuevo Cdigo de las Familias es la gestacin subrogada, o dicho de manera ms comprensible: que una mujer desarrolle un embarazo y d a luz un hijo que no sea de “su sangre”.

Aun cuando vivimos en Cuba, que pone al humanismo por encima de todo beneficio material, tal como andan las cosas, en lo primero que algunos pudieran pensar es en ‘cunto costara este proceder’.

Y es que el contexto as lo sugiere. Este no es un fenmeno nuevo, sino que viene de muchos aos atrs, cuando un peridico estadounidense public un anuncio solicitando una mujer para ser inseminada artificialmente, a pedido de una pareja que por este servicio ofreca una alta remuneracin.

Despus de eso, las escenas en series extranjeras, pelculas, novelas y noticias de la vida real ‘naturalizaron’ lo que ahora introduce la nueva legislacin cubana. Estn ah los reportes de los hijos de Cristiano Ronaldo, Ricky Martin y varios ms, concebidos de esta manera.

Pero Cuba no pretende seguir lo que pareciera estar de moda, sino que en su propuesta de ley plantea que no mediarn  vientres de alquiler, sino vientres solidarios.

Tal cual han explicado los expertos y redactores del Proyecto de Cdigo, la gestacin solidaria es una forma de asistir a parientes o personas cercanas ajena a la mercantilizacin del cuerpo de la mujer o la concepcin del infante como un objeto de contrato.

En ese sentido, el texto es ms que claro cuando establece: se prohbe cualquier tipo de remuneracin o ddiva (Artculo 128), excepto lo concerniente a contribuir con la alimentacin de la mujer que ofrece su vientre para la concepcin, de asumir los gastos del transporte para las consultas, comprar unas chancletas…, pero nunca de pagar por el gesto.

Por qu incluir este derecho en la nueva norma? La respuesta ms sencilla y fundamental alude a la Constitucin de la Repblica aprobada en 2019, que reconoce el mismo derecho a tener descendientes a parejas heterosexuales, madres solteras, parejas homosexuales o los padres solteros.

Cmo se evitar que, en la prctica, se cumpla con la prohibicin de mercantilizar el proceso? Los legisladores disearon los controles para ello.

No es tan sencillo como se enuncia, pero tampoco imposible concretarlo. La gestacin solidaria viene a coronar un Cdigo de las Familias escrito en clave de afectos. A la par de donar un rgano o un hacer un acto heroico para salvar una vida, llevar en el vientre el hijo o hija de un familiar, un amigo o amiga del alma, se antoja humanismo. Y, ante las dudas de si es o no posible, creo que debemos darle la oportunidad al Cdigo de demostrarlo.

Compartir en:

Deja un comentario