Tras las bombas estaba el odio

El 4 de marzo de 1960 una explosin gigantesca hizo estremecer La Habana. En el cielo de la baha se qued sin sus nubes de todas las tardes, y viento callado se volvi estallido y terror.

La determinacin de los cubanos de evitar el regreso a la condicin de neocolonia estadounidense, llev al Gobierno revolucionario a adquirir armas para defenderse.

El vapor La Coubre haba llegado a puerto con un embarque adquirido con el sudor del pueblo para su defensa. Traa 31 toneladas de granadas y 44 de municiones.

Horas despus de su atraque, comenz la descarga de las bodegas. En medio de esos trabajos se produjo una primera explosin.

Mientras efectivos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, la Polica Nacional Revolucionaria, los bomberos y el pueblo acudan a asistir a los heridos, se produjo una segunda detonacin, an ms mortfera.

Fue el odio una vez ms. En cifras totales, el hecho dej un centenar de fallecidos, ms de 400 heridos y 34 desaparecidos. Y es imposible estimar cunto sufrimiento causaron esas prdidas en familias que no vieron ms a sus seres queridos, o en los 80 hurfanos a quienes sus padres no pudieron abrazar por ltima vez.

El da siguiente, 5 de marzo, devino masiva expresin de duelo. Alrededor de medio milln de personas asistieron a la ceremonia; y Lder histrico de la Revolucin Cubana, Fidel Castro Ruz, pronunci por primera vez la consigna Patria o Muerte, frase que hoy es una suerte promesa y la determinacin de todo un pueblo.

Compartir en:

Deja un comentario