Bonifacio Byrne en los tres colores de mi bandera

La embarcacin en que vena el poeta surc la distancia entre el exilio y su tierra. Volva, y al entrar a la baha de La Habana, al pasar junto a la farola del Castillo del Morro, vio que flotaban dos banderas, la cubana y la usurpadora yanqui, cuando al viento azul de la maana le bastaba solo una, la suya.

“Al volver de distante ribera, con el alma enlutada, y sombra afanoso busqu mi bandera y otra he visto adems de la ma!”

As surgi uno de los poemas ms conocidos entre varias generaciones de cubanos, inspiracin del patriota y poeta Bonifacio Byrne, nacido en Matanzas un da como hoy, hace 161 aos. Este es nuestro homenaje a l y su legado:

Bonifacio Byrne expres por primera vez sus inquietudes literarias a favor de la independencia de Cuba en su provincia natal. Ello, y su enfrentamiento a la colonia lo llevaron en 1895 a emigrar a Tampa, Estados Unidos, donde continu su labor revolucionaria.

All se gan el sobrenombre de Poeta cantor de la Libertad. La funcin de periodista no le era ajena pues en predios matanceros haba fundado sus propias publicaciones: colabor en el peridico Patria fundado por Jos Mart, as como en El Porvenir y en El Expedicionario.

En Estados Unidos qued su huella, especialmente entre los tabaqueros, con quienes comparta sus versos y artculos, frutos de su alma sensible, profunda y humilde.

Tras su regreso a Cuba, no ocult su rechazo a la ocupacin norteamericana que arrebat la libertad por la que haban peleado en la manigua las tropas mambisas, incluso l, aunque solo haya sido con sus modestos versos. Bonifacio Byrne us su pluma como arma de lucha hasta su muerte, el 5 de julio de 1936.

Hoy, en los tres colores de la bandera cubana y en su estrella solitaria, generaciones de cubanos sienten que est la figura de Bonifacio Byrne; salta a la memoria la voz de Camilo Cienfuegos, y entonamos con l la ltima estrofa de “Mi bandera”:

“Si deshecha en menudos pedazos llega a ser mi bandera algn da Nuestros muertos alzando los brazos la sabrn defender todava!”

Compartir en:

Deja un comentario