Nuestra msica nunca ha estado apartada del compromiso social (+video)

Un tipo de msica que tiene como sustento un mensaje. Una msica popular. As describe, de alguna manera, Israel Rojas el trabajo que desarrolla junto a Yoel Martnez en la banda cubana Buena Fe.

Son, como lo coment en entrevista con El Ciudadano (peridico impreso y digital chileno), herederos de toda la tradicin de la trova cubana, sobre todo, del movimiento de la Nueva Trova, resalt.

Nuestra msica nunca ha estado divorciada, apartada, del compromiso social, subray el vocalista principal y compositor del do.

Ustedes se definen como una banda de rock progresivo o cul es el gnero de Buena Fe?

Nosotros cultivamos la cancin, la cancin de autor, y la hacemos acompaar de todo lo que se venga a mano para sustentar el discurso potico. rock, pop, new age, msica cubana, msica latina, es todo una gran paella, por llamarla de alguna manera.

Msica popular vamos a llamarla

S, s. Lo que s definitivamente es una cancin, es un tipo de msica, que tiene como sustento un mensaje, o sea, cancin de autor, lo que sera un trovador, pero en este caso un trovador de dos cabezas y cuatro manos.

Ustedes se consideran como herederos de Silvio Rodrguez o tal vez de alguna manera han sido inspirados por su estilo, por su historia, por su poltica?

S, definitivamente s. Ms bien, incluso, te podra decir que generacionalmente somos los nietos de Silvio Rodrguez, porque digamos que los hijos directos fue una generacin de los aos ochenta.

En este caso, un grupo de creadores que en todo el pas surgieron como consecuencia de la consolidacin de lo que fue el momento de la Nueva Trova, que era toda esa generacin de Silvio Rodrguez, Pablo Milans, Vicente Feli, Sara Gonzlez.

Vino una segunda generacin, digamos ms conocida por los aos ochenta y noventa, y luego viene la generacin nuestra que es la de principios del dos mil.

Por eso te digo que s, somos definitivamente herederos de toda la tradicin esa de la trova cubana, sobre todo el movimiento de la Nueva Trova, aunque como bien t dices, la Nueva Trova tuvo diferentes etapas de proyeccin internacional.

Esa primera generacin, que fue la de Silvio y Pablo, tuvo una mayor promocin internacional, un mayor impacto internacional, creo que por dos factores. El primero por la indiscutible calidad de su obra, indiscutible calidad de la obra gestada por esos creadores que todava siguen creando y haciendo su msica. Y la segunda porque en el contexto internacional, la Revolucin Cubana era un referente, era moda, digamos que para los sectores progresistas del mundo entero Cuba fue vista como una fuerza renovadora, enamoradora y entonces coincidi que en ese espritu pasaron dos cosas: los que lo odiaban, lo prohibieron, y los que lo amaban, lo consumieron energticamente. Adems, como tena tan buena calidad el resultado fue que en este caso la prohibicin se volvi sin quererlo como un exponenciador de esa obra maravillosa para orgullo de nosotros los cubanos y de sus creadores de esa obra maravillosa.

Ya despus las generaciones que vinieron detrs siguieron creando, tenemos posiciones o canciones creo que de una belleza tambin tremenda, ah est la obra tremenda de Santiago Feli, o la buena cancin de autor de Gerardo Alfonso, o del propio Frank Delgado, y sin embargo esos creadores no tuvieron ya la proyeccin internacional que merecan y fue como consecuencia de muchos factores, entre ellos, que la msica tambin se volvi un negocio, se industrializ de una manera en la que obviamente ese tipo de arte no tuvo el espacio de mercado que tuvieron otros gneros.

Entre otros factores tambin est que la Revolucin dej de ser esa moda, ese referente, esa cosa enamoradora, cambi el mundo, cay el campo socialista, todo eso estremeci y confundi creo que todava a las fuerzas de izquierda y a las fuerzas progresistas y, lamentablemente, el resto de los creadores que cultivamos este gnero somos una especie estamos atrapados en una trampa porque si haces este tipo de msica desde Cuba algunos consideran que eres oficialista, y si haces este tipo, aunque seas muy libertario, aunque tu discurso fuese muy latinoamericanista o lo que fuese, siempre no va a sonar tan autentico porque viene de Cuba y se espera eso de Cuba.

Y, por otro lado, los creadores nos hemos concentrado en hablar de nuestros problemas, de salvar el proyecto, de criticarlo, de cronicar nuestros dursimos das de resistencia, y  eso tambin ha hecho que quizs esa obra no tenga la misma capacidad de comunicacin con otras realidades en Amrica Latina.

Entonces, todos esos factores influyen en el estado actual de la salud de la cancin de autor o de la msica trovadoresca, entre otros muchos, estoy deletreando los que a m me parecen importantes, pero es muy difcil que en este pas alguien que se dedique a hacer canciones de pensamiento no est influenciado por la obra maravillosa del movimiento a la Nueva Trova que tiene como cimeros a Silvio Rodrguez, a Pablo Milnes, a esos grandes de la msica.

Este nexo entre la Revolucin y la msica la msica popular no es solamente una manera de expresarse artsticamente sino tambin como una forma de comunicacin social

S, sin duda. Nuestra msica nunca ha estado divorciada, apartada, del compromiso social. Aunque sea una cancin de amor siempre ha estado anclada en tratar de cronicar y de acompaar la vida de nuestros contemporneos, dentro o fuera de Cuba, pero esencialmente del cubano frente a su realidad y a los enormes desafos que tiene ser cubano en este mundo, que tiene tantas variables a favor y en contra.

Pero nuestra msica s tiene un compromiso social ciento por ciento.

Hay constante necesidad de generar nuevas formas, nuevos estilos, nuevos gneros, para crear un escudo cultural contra el Norte

Yo creo que Cuba tiene un escudo cultural innato, y es que las races de la cultura cubana no solamente se pueden conseguir en la fusin de Espaa y frica, hay un componente tambin muy importante de la propia cultura norteamericana, o sea, la cultura norteamericana es parte importante de la formacin de nuestro pueblo.

Nuestra cultura que todava est en formacin, tiene mucho de Espaa, mucho de frica, esos son sus cimientos, pero tambin tiene mucho del resto de Amrica Latina, de las islas del Caribe, o sea, no es desdeable el aporte que se hace a la cubanidad de la vida, de la relacin de Cuba, por ejemplo, con Mxico, con las otras islas del Caribe, con los caribeos y con los Estados Unidos, porque durante muchos aos la metrpolis econmica de este pas fueron los Estados Unidos, o sea, polticamente era una colonia espaola pero la relacin econmica que hubo entre Cuba y Estados Unidos durante muchsimos aos fue muy fuerte.

Entonces, por ejemplo, no es ajeno a la cultura cubana el jazz, no es ajeno el consumo de diferentes tipos de msica o de arte, por ejemplo, la literatura norteamericana, hay muchos poetas y muchos artistas nuestros que confiesan que algunos de sus referentes importantes estn en Estados Unidos.

Benny Mor por ejemplo, que es uno de los grandes exponente de la msica popular bailable cubana, hace una jazz band, hace una orquesta que la acompaa basado en las jazz bands, y lo mismo pasa con la msica norteamericana con respecto a la msica cubana, o sea, tambin se influencia.

Entonces, s definitivamente hay una generacin de mucha msica, de mucha msica, de mucho arte en general, pero de mucha msica, pero no siempre se hace exactamente con una conciencia directa de hacerlo como un escudo cultural, muchas veces se hace porque somos caribeos, o sea el Caribe, entre Republica Dominicana, Jamaica, Puerto Rico, Hait, y Cuba, le ha legado ms ritmos y ms msica al mundo que toda Asia.

El Cha cha ch, el merengue, el reggae, todo eso sali de aqu, de esta olla que es el Caribe, entonces yo no creo que se haga con la conciencia de una defensa de una agresin, se hace porque es innato, porque es parte de la riqueza cultural de estos pueblos, la msica, las artes, el amor por lo bello, por la belleza, por la alegra, y eso s definitivamente se convierte en un escudo cultural innato, propio, casi que se puede decir de afianzar una identidad.

Y entonces qu sucede, s sucede que entonces hay un tipo de arte que digamos ms militante, que en eso tu puedes encontrar la msica de la Nueva Trova, pero no solo de la Nueva Trova, te puedes encontrar, por ejemplo, msica popular bailable que ha acompaado los procesos de la Revolucin, puedes encontrarte incluso hip hop que ha acompaado los procesos identitarios, se podra decir incluso que ahora hay algunos exponentes que adversan a la Revolucin que en su momento hicieron msica favorable a la Revolucin, est llena la historia de ese tipo de ejemplos.

Adems, favorable a la Revolucin con conviccin de que lo hacan para la defensa de la identidad y de la cultura cubana y de la Revolucin Cubana, lo hacan con esa conviccin, lo decan en las entrevistas, ya despus la historia fue otra cosa, pero as fue como comenzaron por ejemplo Orishas, t ves sus entrevistas y su msica y siempre fue de ratificacin de una identidad nacional y as otros muchos msicos y creadores que siempre su arte ha estado impregnado de una voluntad de acompaar un proceso identitario y s ha habido mucho de eso.

Al mismo tiempo hemos visto que hay ciertos gneros como el trap, reguetn que ha sido utilizado para fines polticos

Mira bienvenidos a la poca del soft power, a la guerra de cuarta generacin donde estn cosas que antes estaban fuera o al menos no eran tan directamente utilizadas para trabajar la cabeza de la gente, el cerebro, hoy ganan una importancia y hoy es muy importante tratar de presionar a las figuras que tienen alguna ascendencia, sobre todo en la juventud, para que tomen determinadas posiciones polticas porque esa sumatoria de muchos poquitos en la subjetividad, en la conciencia colectiva, son capaces de modificar comportamientos favorables a tu enemigo.

No lo digo yo, lo han dicho los propios tericos de toda esta historia, han salido publicaciones muy recientes que avalan que hay una conviccin de que la conciencia social, el cerebro, se ha vuelto un campo de batalla, y adems es evidente que ha habido resultados, o sea, esta guerra no se puede uno creer que no han tenido resultados, han tenido resultados, han creado los escenarios propicios, en algunos casos han fomentado un cambio que le ha hecho dao a su propio pas, pero cuando no, han creado las condiciones ptimas para que se produzca una invasin, y tener menos resistencia o usar fuerza legtima, o propia de ese pas, contra los intereses de su propia nacin, lo hemos visto en la ltima dcada.

Por supuesto, el mundo no es bobo, va ganando conciencia, los polticos, los intelectuales nos vamos dando conciencia de esta estrategia, y algunos quieren seguir mirando hacia otro lado por cuotas de poder, por dinero, por premios, por notoriedad y otros pues nos resistimos a eso por cultura, porque te das cuenta que detrs de todo eso hay una intencionalidad maraca para hacerle dao a tu nacin, y al menos conmigo que no cuenten para eso, pero s esto que estamos viendo se va a seguir viendo, no solamente pasa con Cuba, va a pasar con todas las causas en las que se enfrente el gran capital y los intereses sociales ms progresistas, artistas que tomen partido, sern excluidos del paraso de los artistas famosos, y cuando te dejen entrar es ms temprano que tarde para corromperte con dinero y mierda pa que te vuelvas loquito y despus no quieras renunciar a ese estndar de vida, de artista meeting, porque si no, no te conocen.

Hay un autor espaol excelente, Pascual Serrano, que l dice una cosa que yo me he apropiado, l dice ya hoy no hace falta matar a Vctor Jara, solo hay que silenciarlo.

Tambin tenemos el ejemplo de este fetichismo por parte del Gobierno de Estados Unidos con la msica cubana tratando de usar canciones como una manera para dividir culturalmente a la comunidad afrodescendiente aqu en Cuba

Claro, va a haber, un pas como Cuba es tambin la sumatoria de muchas identidades, de muchas subculturas, que convivimos en paz, pero cada una tiene su propia identidad, sus propias caractersticas, nos integramos desde el amor, desde el barrio, desde la escuela, pero los evanglicos tienen su espacio, los yoruba tiene su espacio, los masones tienen su espacio, los jvenes tienen su espacio, entre esas grietas, entre cada cosa de esas que los separan, ah van a tratar de meter una cua para desintegrar, o sea, es como si gremializaran, como si hay que buscar a toda costa que la juventud no se entienda con sus abuelos, de que los negros entren en problemas con los blancos, hay que buscar a toda costa de que los pequeos propietarios de negocios se alejen cada da ms de sus laborantes, de sus gentes, hay que buscar la manera de que la economa estatal se separe cada da ms de qu se yo, que la comunidad LGBTI est ms aislada del resto de la sociedad, o sea, esa separacin, ah donde estn todos esos grupos o colectivos, ya sea etariamente te o por intereses o por racialidad, por lo que sea, van a buscar la manera de ensanchar lo que por fuerza est unido.

Van a buscare esas grietas para separarla, para cortarla, para ensanchar esa diferencia, lo vemos todos los das, a ese plan responde el enemigo, a desunir y no se detiene ante nada, a separar y a crispar a la nacin y su emigracin, a separar y a crispar a los intelectuales del obrero, o sea, es todos los das una labor que te das cuenta.

Adems, por diferentes sectores, con diferentes lenguajes, no es lo mismo el lenguaje que usa, por ejemplo, una publicacin como El Estornudo, que trabaja sobre todo el sector juvenil intelectual, que una publicacin como CubaCute, que su inters es trabajar el chisme, la bobera. Es de esa manera, muy muy agudo el trabajo que hacen, realmente se puede decir que casi seria eficiente si no fueran tan mentirosos, pero est bien diseado, pero son tan mentirosos, son tan burdos, logran algunos objetivos, no se puede uno subestimar, pero por fortuna con una labor todo lo que ellos se meten un ao para lograr, en una semana de trabajo comunitario eso se desintegra, se logra unir, porque la realidad se funda vivindola y la cubanidad es una cosa muy participativa, la revolucin es un proceso participativo.

Recuerdo que aqu se trat de separar la comunidad de jugadores, de gamers, de jvenes gamers, y tratando de usarlo contra la Revolucin, pues se organizaron los Joven Club, se habl con los muchachos, se cuadr qu es lo que te hace falta, se autoriz, se acab el problema.

Despus vino el tema con los muchachos que tenan algn tipo de sensibilizacin correcta con el tema de los animales se habl con un grupo de gente, se aprob la ley de animal, las organizaciones juveniles oficiales del pas se pusieron al frente de la batalla, de la tarea de cuidar los animalitos, se acab.

O sea, se metieron aos, toneladas de tinta, horas de vida en internet para crear crispacin y lograron crear alguno que otro problemita, pero en una semana se resolvi el problema. Entonces, es as, todos los das eso es la creacin de conflictos ficticios y muchas veces encuentran yacimientos en nuestros propios errores obviamente, en nuestras propias dificultades, en un funcionario tonto, en una incomprensin que pueda perfectamente subyacer en nuestra sociedad, que no es perfecta, y ah pueden tener vida un rato, pero cuando llega la inteligencia, la cultural, la revolucin, cuando llega esa cosa mgica que es el mirarnos a la cara, analizar el problema en su raz, buscar soluciones entre todos, se acab el problema.

Entonces, hasta ahora esa tiene que seguir siendo la estrategia de la Revolucin, porque cualquier otra cosa es contribuir o regarle el terreno a estos enemigos que s tienen un plan muy bien estructurado pa jodernos.

En su opinin, cul es la mejor manera para juntar a las fuerzas artsticas para combatir justamente estas estregaras de la cuarta generacin?

Realmente o s pero si t me dijeras cul yo hara, yo te dira que en primer lugar transparentar los procesos de produccin pblica de cada quien, o sea aqu no se le puede ahorrar la pldora a nadie, si Buena Fe hace un concierto mal hecho, hay que decirlo, tiene que haber un espacio donde diga Buena fe fue a tal lugar a tocar, cant canciones y se fue, fulano hizo tal cosa mal hecha y si un disco es bueno aunque sea de un artista que nos adverse no importa, est buena su msica, est buena su arte, y poner todo, no censurar, al contrario exponerlo todo, pero exponerlo crticamente, con racionamiento, que sea el pueblo el que acceda a la informacin de qu hacen sus artistas, no porque no los cuente el enemigo, sino porque lo contemos nosotros.

Yo recuerdo cuando a raz, el ao antepasado creo que fue, de la cosa en el Ministerio de Cultura en noviembre, el 27 de noviembre, a partir de ah a m me hicieron una entrevista donde yo deca que haba que decirlo todo, haba que exponerlo todo, que no poda seguir escondiendo la verdad,  hay que poner la verdad en la televisin, la verdad es siempre revolucionaria, el mejor aliado de la revolucin es la verdad, empezaron a a aparecer programas que develaban sin estridencias, con filo, que develaban con elementos, las chapuceras, las mediocridades y la cara de lo que hace la gente aqu y la gente empez a poner marcha atrs, porque no hay peor sensor que el pueblo, el pueblo.

Si Israel hoy dice que es blanco y maana por ganarse un dinerito dice que es negro, dilo, exponme, no tengan miedo, exponme, yo soy el que tiene que dar la cara al pblico, yo soy el que decepciono o ensalzo la cultura.

Eso es lo que yo hara, yo transparentara todos esos procesos y que cada cual saque sus propias conclusiones, repito a la nica cosa que un ser humano le tiene creo que todava respeto es al escrutinio pblico real, de tus actos, no de tu vida individual, pero de tus actos, de tu obra, qu hiciste, qu dijiste, por qu cambiaste de opinin, cules fueron los elementos en los que tomaste partido, eso es muy importante que se exponga, que se diga y que la gente saque sus propias conclusiones, la gente no es boba, la gente se da cuenta quien esta firuleando para no caerle mal a un cierto sector en Miami, y quien no va a caer en eso, deja que la gente se haga sus propios dolos de acero porque si no sern dolos de barro que te van a fabricar.

Tomado del peridico chileno El Ciudadano.com/ Por Denis Rogatyuk

Editado por Francisco Martnez Chao

Tomado de RCH

Compartir en:

Deja un comentario