Te quedaste, ests en el aire, Benny

La noche del 19 de febrero de 1963, a las 9.15, se despidi una leyenda. Antes de esa hora, Bartolom Maximiliano Mor Gutirrez, El Benny, llevaba consigo un arsenal de claves de sol, guarachas, mambos, rumbas; acaso el deseo de volver a casa y las ansias de vivir para que el mundo eligiera y l, cantar…

De una exquisita y bien timbrada voz de tenor, extraordinaria capacidad de improvisacin, y con un singular estilo para dirigir su Banda Gigante, Benny Mor haba nacido el 24 de agosto de 1919; y su vida fue de sombras y esplendores de verano.

As debieron pensar quienes lo vean, de nio, en las maanas vendiendo plantas medicinales para el sustento de los suyos; y despus rompiendo las tinieblas con sus canciones en algn andn de su rincn querido.

As lo supieron ms tarde Cuba y el mundo, cuando su innata vocacin musical y su genio creador lo convirtieron en un caso excepcional, en El Brbaro del Ritmo, el Sonero Mayor, o simplemente El Benny. As lo recuerdan las multitudes, entre frases cubansimas, msica y textos que aprendi en la Academia del alma, y los aplausos cerrados.

Han transcurrido 59 aos de su ltimo concierto, cada de una estrella entrado el ocaso en Palmira, Cienfuegos, a unos kilmetros de Santa Isabel de las Lajas, su pueblo natal.

El deceso de Benny Mor no puso lmites a su vida y, a pesar del tiempo, su obra sigue siendo referente para generaciones de creadores.

Te quedaste, ests en el aire, Benny, presente en las lecciones de solfeo que nunca te hicieron falta, en las negras y en las corcheas de hoy. Te quedars, no puede despedirse un artista de tan genuina cubana!

Compartir en:

Deja un comentario