El plan de China para desviar un asteroide con 23 cohetes y evitar que impacte con la Tierra

0
91
No es otra película de Hollywood: China quiere estrellar 23 cohetes para desviar un asteroide y salvar a nuestro planeta.

Aunque las probabilidades calculadas hasta el momento resultan mínimas, la Tierra no está exenta de coincidir con la órbita de un asteroide que provoque un cataclismo, tal y como ocurrió hace 65 millones de años.

La NASA estima que cada semana, unos 30 nuevos objetos cercanos a la Tierra (NEO, por sus siglas en inglés) se agregan a una lista de monitoreo, con el fin de realizar un seguimiento permanente y descartar que el camino trazado por su órbita coincida con la de nuestro planeta.

Sin embargo, de los más de 19,000 NEO’s monitoreados por agencias espaciales y observatorios astronómicos en todo el mundo, existen unos 2 mil objetos con el tamaño y trayectoria suficiente para causar preocupación por un posible impacto con la Tierra, los objetos potencialmente peligrosos para la Tierra (PHO, por sus siglas en inglés).

Asteroide Bennu
Rotación del asteroide Bennu. GIF: OSIRIS-REx, NASA

Uno de los representantes mejor estudiados de los PHO’s es Bennu, un asteroide de 500 metros de diámetro descubierto en 1999, cuya órbita respecto al Sol va desde el interior de la órbita terrestre, hasta más allá de la trayectoria de Marte.

Formado hace 4.5 mil millones de años, cuando nuestro Sistema Solar tenía una edad aproximada de 10 millones de años, se trata de un asteroide constantemente vigilado, debido a que se calcula que en poco más de un siglo, su órbita se aproximará a la de nuestro planeta, con un potencial de impacto de uno entre 2,700.

Y aunque se trata de una cantidad estadísticamente despreciable, no hay margen de incertidumbre válido cuando lo que está en juego es la supervivencia un hipotético impacto. De ahí que el último plan de China para evitar un impacto parezca propio de la ciencia ficción:

A inicios de julio, un grupo de científicos del Centro Nacional de Ciencias del Espacio de China propuso una hipotética solución para desviar un asteroide como Bennu (o cualquier otro que ponga en riesgo a nuestro planeta).

A través de cientos de simulaciones informáticas, los científicos estimaron la energía cinética necesaria para modificar la trayectoria de Bennu en caso de que éste se aproxime a nuestro planeta con curso de colisión: según sus cálculos, para desviar al asteroide sería necesario impactar 23 Long March 5 de forma simultánea contra Bennu. El resultado de un impacto de esta magnitud aseguraría cambiar la ruta del asteroide 1.4 veces el radio de la Tierra, suficiente para librar a nuestro planeta de una colisión.

cohete chino
Foto: Feature China / Barcroft Media a través de Getty Images

Con 22 toneladas de peso y 30 metros de largo, el Long March 5 es el cohete más grande desarrollado por la agencia espacial china hasta el momento y el principal lanzador de los distintos satélites y los módulos con los que se construye su propia estación espacial.

Aunque los distintos proyectos para impactar a un asteroide como mecanismo de defensa planetaria aún se mantienen en fases de investigación, los planes para llevarlo a cabo toman cada vez más relevancia para evitar un escenario apocalíptico.

Tomado de Muyinteresante

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here