Rusia registra COVID-globulín, un fármaco a base de plasma sanguíneo de pacientes que han superado el coronavirus

0
100

Se trata del “primer fármaco de este tipo contra el covid-19 registrado en el mundo”, sostiene la corporación estatal Rostej.

El Ministerio de Salud de Rusia ha registrado el fármaco COVID-globulín contra el coronavirus, basado en el plasma sanguíneo de personas que han superado la enfermedad. Así lo ha anunciado este jueves la corporación estatal Rostej, empresa matriz de la Compañía Nacional de Inmunobiología, que desarrolló el medicamento.

“El fármaco COVID-globulín se ha convertido en el primer medicamento  de este tipo contra el covid-19 registrado en el mundo”, reza el comunicado de la corporación.

¿Cómo funciona?

El medicamento ha sido desarrollado a partir de plasma sanguíneo de moscovitas que habían superado el covid-19. En particular, el Departamento de Salud de Moscú ha proporcionado a la Compañía Nacional de Inmunobiología de Rostej 2,5 toneladas de plasma de donantes.

El medicamento se basa en el plasma de personas que ya se han recuperado del coronavirus y que tienen anticuerpos, por lo que su uso ayuda al cuerpo a superar la enfermedad y ‘enseña’ al sistema inmunológico humano a crear rápidamente anticuerpos por sí mismo, detalla el comunicado.

Seguridad y acción neutralizante

El registro del fármaco se realizó sobre la base de los resultados exitosos de ensayos preclínicos y de la primera fase de ensayos clínicos, que demostraron su seguridad, la ausencia de efectos secundarios y su acción neutralizante sobre el virus.

El certificado de registro permite el uso de COVID-globulín para personas de entre 18 y 60 años, si bien, de momento, solo se utilizará en hospitales de Moscú en el marco de la investigación, para el tratamiento de pacientes con formas moderadas y graves de la enfermedad. La segunda y tercera fase de los ensayos clínicos comenzarán a principios de abril y se prolongarán por unos seis meses.

“Ampliará el arsenal de capacidades”

Serguéi Chémezov, director general de Rostej, subraya que el medicamento “no va destinado a la prevención, sino específicamente al tratamiento de la infección por coronavirus”.

“El uso del nuevo fármaco ampliará significativamente el arsenal de capacidades de los médicos en la lucha contra el covid-19”, enfatiza el directivo, quien constata que Rusia será uno de los primeros países del mundo en poder utilizar “ambas formas de inmunización contra el coronavirus”: tanto la pasiva (inmunoglobulina) como la activa (vacuna).

Tomado de RT

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here